rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Rally Dakar Argentina

Publicado el • Modificado el

Termina un gran Dakar

media
Carlos Sainz y Lucas Cruz en el Peugeot 3008 DKR Maxi del Team Peugeot Total crossing. Eric Vargiolu / DPPI / Red Bull Content Pool.

Este sábado, Córdoba, capital de la provincia más apasionada por el deporte motor de la Argentina, recibirá con una gran fiesta a la décima edición del rally, que cumplió con todas las expectativas.


Por Juan Buchet, enviado especial

Para esta edición del 40° aniversario del rally, y décima en tierra sudamericana, los organizadores habían anunciado un recorrido de lujo y un Dakar “duro”. A 24 horas de la llegada en Córdoba, en el centro de la Argentina, este sábado 20, se puede decir que cumplieron con creces. Como lo reconocen los pilotos, la carrera, que partió de Lima, la capital peruana, el 6 de enero, les presentó grandes desafíos. Arena y dunas, con mucho calor, en Perú, parte más “africana” de este Dakar 2018; navegación de altura en Bolivia, antes y después de La Paz, con etapas largas y lluvias frías; pistas de todo en el tramo argentino, nuevamente con calor, y una “Super Fiambalá” que confirmó ser la etapa más difícil por las ya famosas arenas blancas de la región. El español Marc Coma, ex campeón de moto y varias veces ganador del rally, hoy director deportivo de la prueba, diseño un Dakar casi ideal.

Y las dificultades sorprendieron hasta a los mejores. Así, el francés Stéphane Peterhansel, “Monsieur Dakar”, con su record de trece victorias, campeón 2017 y gran favorito, rompió la suspensión de su Peugeot en la séptima etapa, lo que le costó cerca de dos horas y perder la punta. La tomó su adversario y compañero de equipo, el español Carlos Sainz, un “Matador” que corrió con mucha prudencia en la segunda parte de la carrera, deseoso de llegar y hacerse de una victoria que tantas veces se le escapó en ediciones anteriores. Si los Peugeot dominaron, los Toyota, con el catarí Nasser Al-Attiyah, el holandés Berhhard Ten Brinke y el sudafricano Giniel de Villiers, los amenazaron hasta el final. Prueba, por otra parte, de que la modificación del reglamento técnico decidida este año por los organizadores, que obligó a algunos vehículos a aumentar su peso y otros a disminuirlo, cumplió con el objetivo de reforzar la competencia.

En las otras categorías (camiones, motos, cuatriciclos) hubo aún más incertidumbre, hasta el final o casi, y en éstas, a diferencia de lo que ocurrió con los autos, pilotos sudamericanos lograr pelearon los primeros puestos. En cuatriciclos, categoría de la que no participan las grandes escuderías, hace años que los representantes de la región al menos un lugar en el podio, con frecuencia el más alto. Este año, la segunda parte de la carrera mostreó al chileno Ignacio Casale bien instalado en el primer puesto y perseguido por los argentinos Nicolás Cavigliasso y Jeremías González Ferioli. En motos, fue muy destacada la actuación del argentino Kevin Benavides, con su Honda, que luchó hasta el final con las KTM del austríaco Matthias Walkner y el británico Toby Price. Y en la categoría camiones, Federico “El Coyote” Villagra, realizó una carrera brillante, sorprendiendo al poderosísimo team Kamaz. Al entrar en su provincia, este cordobés y Eduard Nikolaez, el líder del equipo ruso, estaan solo separados por un segundo en la clasificación general, después de 12 días de carrera!

Sin lugar a dudas la llegada, esté sábado, en Córdoba, tierra de rally por excelencia y provincia más fierrera de un país que ama el deporte motor, será un gran cierre para esta décima edición sudamericana del Dakar.