rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Deportes
rss itunes

Albert Llovera, el piloto que rompió las barreras en el Dakar

Por Carlos Pizarro

La etapa de descanso en el Dakar sirve para arreglar las máquinas y definir las últimas estrategias, pero también para conocer a esos héroes que se ponen al mando de un volante y que pasan a veces desapercibidos tras los mediáticos nombres de los pilotos más reconocidos. Es el caso del piloto andorrano Albert Llovera a quien entrevistamos.

A continuación van a escuchar a uno de esos participantes que engrandecen el Dakar, una de esas personas que abren camino al sueño de muchos otros. Albert Llovera es un deportista de alto nivel que a los 17 años participó en los Juegos Olímpicos de invierno de Sarajevo como prometedor esquiador, pero a los 18 años, en un fatídico día, sufrió una caída que le dejó postrado en una silla de ruedas.

Lejos de rendirse, tras quedarse tetrapléjico, este deportista empezó a probar otras disciplinas como el básquet en silla de ruedas hasta dar con su gran pasión, el motor. Tras varias temporadas compitiendo en diferentes eventos, llegó al Dakar para sorprender a propios y extraños pilotando un “bugí”, pero desde el año pasado se sube a la cabina de un camión, quizás el vehículo más difícil de llevar en esta odisea del motor.

Es embajador de UNICEF, ha trabajado con la NASA, ha diseñado dispositivos de adaptación a la conducción e incluso ha escrito un libro que cuenta su agitada vida. Contagia optimismo allá por donde va y nosotros tuvimos la suerte de hablar con el antes de que emprendiera este Dakar donde de momento está ubicado en la posición número 29 de la categoría de camiones.

En fútbol francés, el pasado fin de semana se disputaron los primeros encuentros de la Copa de Francia que este año celebra su edición centenaria. La gran sorpresa ha sido la eliminación del líder del campeonato a las primeras de cambio: el Niza cayó eliminado al perder 2-1 ante el Lorient, precisamente el colero de la Ligue 1.

Los nizardos no fueron los únicos de primera división que pinchaban en la primera rueda de esta competencia. También se despedía el Metz, que cayó ante el Lens de segunda división por (2-0).

Los sustos se frenaron ahí, ya que el resto de favoritos sellaron su primer partido con victoria. El Olympique de Marsella, equipo más laureado de la competición, tuvo que esperar a la prórroga para dejar en la cuneta al Toulouse (2-1, 1-1 en el tiempo reglamentario), Burdeos sufrió más de la cuenta para apear al Clermont con un marcador de 0-1, Mónaco también ganó por la mínima 2-1 ante Ajaccio mientras que el París Saint-Germain se paseaba en su cancha frente al conjunto de Bastia al cual le infligió un severo 7-0.