rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

boxeo Otros deportes

Publicado el • Modificado el

Mayweather-Pacquiao, el combate más esperado

media
Mayweather y Pacquiao durante la rueda de prensa de la pelea. REUTERS/Steve Marcus

 

 
 

Al siglo todavía XXI le quedan 85 años. Sin embargo, el pleito que librarán Floyd Mayweather y a Manny Pacquiao ha sido calificado desde ya como la “Pelea del Siglo”. El evento tendrá ingresos de alrededor de 1000 millones de dólares, la mayor cantidad en la historia del boxeo.


Hay mucho en juego, y más allá del dinero. La Grand Garden Arena del casino MGM Grand verá la unificación de los títulos del estadounidense Floyd Mayweather (que defiende la corona del Consejo Mundial de Boxeo y de la Asociación Mundial de Boxeo y el campeonato lineal) ante los del filipino Manny Pacquiao (que ostenta la de la Organización Mundial del Boxeo). Uno de los dos se quedará con el cinturón absoluto, será reconocido como el rey libra por libra y escribirá su nombre con letras grandes en la historia del boxeo.

Desde luego, será un enfrentamiento de estilos: el gusto por el contragolpe de Mayweather frente a la presión y a la agresividad de Pacquiao, la capacidad de resistencia ante la potencia, la paciencia contra la explosión. El púgil norteamericano destaca por su defensa, una cualidad que le ha permitido caer solo una vez a la lona en su carrera. Su récord es apabullante: 47 victorias (26 de ellas por KO) y 0 derrotas. El registro tiene que ver mucho con aquello de que no importa tanto la cantidad de golpes como la calidad de los mismos. Para vencer al argentino Marcos Maidana, por ejemplo, Mayweather dio apenas 362.

La carrera de Pacquiao, ‘Pacman’, arrancó en 1996 a los 16 años, recorriendo ocho divisiones y derrotando a boxeadores de la talla de Oscar de la Hoya. En el ring, este zurdo filipino va sin ambages o especulaciones, y desde el primer momento busca la victoria. Esa permanente intensidad lo hace vulnerable, y tal vez por ello cayó a la lona en sus combates ante el mexicano Juan Manuel Márquez.

Por lo demás, cada uno tiene motivaciones distintas. Mientras que Mayweather quiere pasar a la historia con el récord de 50 peleas ganadas (ninguna perdida) y superar así la marca de Rocky Marciano (49-0), lo que impulsa a Pacquiao es fundamentalmente emocional, el vínculo con su gente y su país, en el que es ídolo nacional (y de cuya cámara de representantes es miembro).

Pero habrá sobre todo mucho dinero. La pelea tendrá alrededor de 1000 millones de dólares en ingresos, un récord en la historia de este deporte. Aunque con apenas 16.800 espectadores, en entradas se recaudarán ya 74 millones de dólares (14 más que el último Superbowl). La transmisión en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico, mediante el sistema ‘Pay Per View’, llegará a los 300 millones de dólares. En México, dos televisoras del país pagaron 2.3 millones de dólares por los derechos de transmisión del pleito, que rompería récords de audiencia en ese país (llegaría a los 60 millones de hogares). Mayweather, que es el deportista mejor pagado del mundo, tiene asegurados 120 millones de dólares; Pacquiao sumará 80.

Fueron tal vez los protectores bucales de Mayweather lo más barato: costaron apenas 25 mil dólares cada uno. Tienen láminas de oro, diamantes y billetes de 100 dólares.