rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Carrusel de las artes
rss itunes

Desembarco 1944: ‘Y la libertad vino del mar’

Por María Carolina Piña

El 6 de junio de 1944, en las costas de Normandía en el norte de Francia tuvo lugar la operación militar más grande de la historia, que abrió el camino para la victoria definitiva de los aliados sobre las tropas de Adolfo Hitler.

Cuando se cumplen 75 años de esos acontecimientos, RFI visitó tres centros culturales en la región de Normandía, al encuentro de personas que nos contaron esa historia.

En 2019 se conmemora el 75 aniversario del llamado "D-Day", el día en el que la libertad llegó desde los mares. Una fecha recordada cada año en toda Europa y muy particularmente en Francia donde tuvo lugar esa gigantesca operación.

En la región de Normandía hoy todavía son visibles las huellas de lo que fue el Desembarco. Hoy en las cinco playas, Utah, Omaha, Gold, Juno y Sword existen monumentos conmemorativos y cementerios militares en los que están enterrados los restos de miles de soldados que murieron en esas costas.

Las playas del Desembarco. Studio graphique FMM

También en la ciudad de Caen, en el corazón normando, funciona un gran museo dedicado a los conflictos bélicos del siglo XX y precisamente a la historia del desembarco y de la Batalla de Normandía. Ese capítulo duró 100 días y marcó a varias generaciones de normandos.

“Es importante recordar que en Normandía no sólo se produjo el D-Day sino también y justo después, una batalla feroz pero necesaria para la victoria de los aliados. La Batalla de Normandía permitió la liberación de Europa Occidental, pero con un costo muy alto: 20.000 civiles murieron en esos 100 largos días de combates”, aseguró el subdirector del Memorial de Caen, Franck Moulin.

En una sección del Memorial de Caen se ilustra lo que fue la vida bajo la ocupación y luego bajo la cortina de bombas que lanzaron los aliados. Un documental de 20 minutos narra esas semanas de combates intensos pero necesarios, como nos contó Franck Moulin.

Un puerto crucial

A 120 km más al noroeste se encuentra Cherbourg, en el departamento de la Manche. Su posición estratégica y su gran puerto comercial eran de una importancia capital para los aliados. Hoy en las instalaciones de la antigua estación marítima, parcialmente destruida se yergue un museo dedicado a los mares y océanos, la Ciudad del Mar, que en el marco de las conmemoraciones del Desembarco presenta la exposición “Cherbourg, y la libertad vino del mar”.

Al principio, Cherbourg no era un objetivo prioritario. Cuando los aliados decidieron el desembarco, escogieron cuatro playas. No fue sino hasta finales de 1943 que Eisenhower decidió sumar Utah Beach para liberar a la ciudad de Cherbourg.

“El puerto está en aguas profundas, en una bahía inmensa donde funcionaba una gran estación marítima transatlántica, a la que llegaban grandes cruceros comerciales en esa época. Es decir que había una infraestructura ideal para la llegada de buques de carga artillados estadounidenses que traían material pesado y municiones para el frente”, explicó Lucie Chapelain, responsable en la Ciudad del Mar.

Mujeres en la guerra

Las cinco playas normandas del Desembarco, recibieron nombres en clave para dicha operación militar. La playa de Corseulles-sur-Mer, pasó a llamarse Playa de Juno, y fue el lugar donde desembarcaron las tropas canadienses. Allí existe hoy un centro cultural que rinde homenaje a los 45.000 soldados canadienses que perdieron la vida en la Segunda Guerra Mundial.

Esa playa, hoy tranquila y adornada con banderas de Francia y Canadá, es visitada por miles de canadienses cada año. Por estos días, el centro pone de relieve a las mujeres que contribuyeron de maneras distintas a la victoria de los aliados a través de una exposición conjunta entre Museo de la guerra de Canadá, en asociación con el Centro Juno Beach.

“Presentamos los retratos de 16 mujeres canadienses y europeas. No siempre se reconoció este esfuerzo pero muchas tuvieron un rol esencial. En Canadá, muchas trabajaron en casa para levantar fondos o fabricar uniformes y abrigos para los soldados. Otras, en Europa, sirvieron como enfermeras, trabajaron en las fábricas de municiones o en la Resistencia, durante la ocupación nazi.  Aquí ponemos de relieve esas contribuciones y las condiciones en las que tuvieron que vivir o sobrevivir, y que debe ser reconocido”, explicó a RFI la canadiense Alicia Dotiwalla, responsable de la mediación en el Centro Juno Beach.

75 años después

Las conmemoraciones por el desembarco se inauguraron el miércoles en el puerto británico de Portsmouth, de donde zarparon los buques repletos de soldados, el 5 de junio de 1944.

El presidente francés Emmanuel Macron recibirá el jueves en las playas normandas, a una decena de líderes mundiales así como a unos 300 veteranos británicos y estadounidenses. Estarán presentes la reina Isabel II, Theresa May, Donald Trump, Justin Trudeau, y otros jefes de Estado y de gobierno.

Omar Porras: “El mundo nunca está preparado para el nacimiento de un payaso”

‘Los Miserables’, las ilusiones perdidas en los barrios pobres de Francia