rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Europa, protagonista del Salón del Libro de París

Por María Carolina Piña

Las letras europeas son homenajeadas en la gran feria literaria de la capital francesa, que abrió el viernes en medio de un ambiente moroso en el sector editorial.

El Salón del Libro de París es la cita más importante del mundo editorial en Francia y una de las ferias más reconocidas en el mundo. En sus interminables pasillos repletos de libros se dan cita cada año unos 3.000 autores, y cerca de 30.000 profesionales del sector.

Este salón que ahora se llama "Libro París" abrió sus puertas al público el viernes en medio de las preocupaciones del mundo de la edición francesa por la baja importante y por segundo año consecutivo en el nivel de ventas de libros.

Sin embargo, según un estudio del Centro nacional del libro, los franceses son apasionados de la lectura, desde la infancia, con una media de 17 libros de papel y 4 libros digitales leídos al año para los adultos.

“El 2018 no fue un año excelente, pero tampoco fue catastrófico. Porque Francia es un país de lectores, y tiene una población muy apegada a la lectura. La baja en las ventas se explica, de un lado, por el mercado de los libros de segunda mano, que no se contabilizan; otro factor, es el desarrollo del libro de bolsillo, que cuesta más barato que el formato clásico. Pero, categorías como la historieta o los libros para la juventud, siguen funcionando muy bien”, explicó a RFI Vincent Monadé, director del Centro Nacional del Libro, en Francia.

En momentos en los que el bloque europeo se tambalea por el posible divorcio con el Reino Unido, el Salón del Libro de París optó por poner de relieve no solo a la literatura y  escritores de los países europeos, y particularmente a aquellos que no gozan de una gran exposición en Francia: es el caso de países como Eslovenia, Eslovaquia, Croacia o Dinamarca. El viernes, las escritoras rumanas pudieron conversar con el público del salón. Rumania un país que integró el bloque en 2007, y cuyos escritores se han beneficiado de este nuevo mercado.

“Para nosotros, todo cambió con Europa. Fue la libertad… total! Siempre hubo, libertades interiores, pero la libertad de viajar, de circular, de leer, de escribir. Para los intelectuales fue algo increíble, además de que nos permitió sentir que pertenecíamos a un espacio: el espacio europeo, con sus imperfecciones. Porque no hay un mundo perfecto. Esta construcción europea, incluso si hay países euroescépticos es una idea formidable y una suerte inesperada para los autores rumanos”, aseguró la escritora rumana Adriana Babeti.

En medio del intenso alboroto en los interminables pasillos del salón, encontramos el fenómeno de los audiolibros, categoría que registra un boom de ventas.

“Desde hace varios años vemos que hay mucho interés por los audiolibros en Francia, tras el fenómeno de los podcasts. A la gente le gusta escuchar mientras se movilizan, a pie, en carro o el transporte, y en todos los momentos donde no pueden tener un libro a la mano. Al principio, la gente pensaba que estos libros eran para ciegos. Pero en realidad, nuestro público principal son las personas que leen muchísimo, y que cuando no pueden leer un libro, lo escuchan”, explicó Pauline Rohmer de AudioLib, una casa editora de libros sonoros, con más de 700 títulos en su catálogo.

“Libro París” son cuatro días de encuentros, charlas, dedicatorias y concursos, en los que se esperan unos 180.000 visitantes hasta el lunes por la noche.