rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Billie Brelok, rap de dos culturas

Por María Carolina Piña

Esta cantante franco-peruana brilla hoy en el universo del rap en Francia con temas en francés y español, que hablan de amor, de diversidad, de justicia, de Lima y de la ciudad donde creció, Nanterre.

Sobre la escena se hace llamar Billie Brelok, una identidad construida sobre un castillo de referencias culturales. Nació en Francia, de padres peruanos, y creció en un suburbio llamado Nanterre, al oeste de París, en contacto con otras poblaciones inmigrantes, sobre todo de países magrebíes. Todo eso ha alimentado sus canciones de rap elocuente, en las que se mezclan relatos, tradiciones y sabor de los Andes, y su historia de vida en la capital francesa.

"Gare de l'Ouest" es el segundo disco de Billie Brelok. DR

Detrás de sus grandes anteojos y su cabello trenzado, Billie Brelok canta con energía esa doble cultura. Esa es la materia de su último disco, “Gare de l’ouest” (Estación del Oeste), un conjunto de 19 temas, en francés y español, llenos de poesía y lirismo.

“Yo vengo del teatro y comencé en la música con amigos que ya hacían rap. Creo que lo que me gusta es dibujar palabras, dibujar frases. La escritura es un ejercicio de inventar y reinventar lo que quieras. Cuando canto me aprovecho del escenario para decir cosas que no son suficientemente dichas en el espacio público”, explicó Billie Brelok al micrófono de RFI.

Verla en concierto es someterse a un huracán de mensajes y de energía, en compañía de músicos, quienes tocan con Qhapaq Qolla, máscaras tradicionales de tejido blanco.

"Gare de l’Ouest" incluye una canción llamada “Ojalá”, donde Billie Brelok juega con la cercanía sonora entre el español y el árabe, la segunda lengua más hablada en Nanterre, después del francés. Otro tema está dedicado al “Día de los muertos”, donde además la cantante se refiere al conflicto armado que tuvo lugar en Perú entre 1980 y 2000.

En 2014, Billie Brelok ganó el premio Inouïs del Festival Printemps des Bourges, en el que salió del anonimato con una canción feminista, “Batarde”.