rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

‘Green Book’, ‘Roma’, Netflix y la diversidad se imponen en los Oscar

Por María Carolina Piña

El mexicano Alfonso Cuarón se adjudicó tres estatuillas por su aclamada “Roma”, pero se quedó sin el galardón mayor, el Oscar a la Mejor película que fue para “Green Book”.

La velada los premios Oscar comenzó en el Dolby Theater de Los Angeles recordando al legendario Freddie Mercury y su grupo Queen, en la voz de Adam Lambert, acompañada por el guitarrista Brian May (71) y el baterista Roger Taylor (69). Un año después del Metoo, la edición 91 se presentaba como la edición de la diversidad, temática que se hizo patente una vez más con la presencia y victoria de los artistas mexicanos. El año pasado fue Guillermo del Toro, quien salió abrazando dos estatuillas. Este año, su compadre, Alfonso Cuarón, se llevó, no una, ni dos, sino tres Oscar por su aclamada "Roma", premiada con los galardones a la Mejor película extranjera, Mejor director y Mejor fotografía.

El mexicano Alfonso Cuarón con su tres estatuillas, el domingo en Hollywood. © Reuters

“Agradezco a la Academia por reconocer una película centrado en una mujer indígena, una de las 70 millones de empleadas domésticas en el mundo, que no tienen derechos laborales. Un estrato que históricamente ha estado relegado en la historia del cine”, declaró Cuarón tras recibir el Oscar como mejor director de manos de su amigo, Guillermo del Toro, en momentos en los que la administración Trump insiste en construir un muro de separación entre Estados Unidos y México.

“Roma” estaba nominada en 10 categorías. Cuarón y todo México albergaba la esperanza de llevarse la galardón supremo, el Oscar a la Mejor película, que fue finalmente a las manos de Peter Farrelly por “Green Book”, una exploración de las relaciones raciales basada en la verdadera historia del pianista negro Don Shirley y su gira de conciertos por el sur de Estados Unidos junto a su chofer blanco, racista y maleducado, durante el período segregacionista. Peter Farrely quien aprovechó su presencia en la escena para hacer un llamado a la concordia.

El siempre irreverente director afro-americano Spike Lee se llevó por su lado el premio al mejor guion por “Blackkkklansmann”, el relato verdadero de un policía que infiltró al Ku Klux Klan en los años 70.

“Ante el mundo, esta noche, alabo a mis antepasados que construyeron nuestro país, junto con el genocidio de nuestros nativos. Estamos conectados con nuestros ancestros, quienes trabajaron con amor y por la humanidad. Estamos en un momento histórico: la elección presidencial del 2020 Movilicémonos todos, estemos del lado correcto de la historia. Hagan la elección moral entre el amor y el odio”, clamó Lee.

La sorpresa de la noche fue el Oscar a la Mejor actriz para Olivia Coleman por su desempeño en “The Favorite”, mientras que Rami Malek se alzó con el galardón al Mejor actor tras encarnar al desaparecido Freddie Mercury (Bohemian Rhapsody).

Tras años de polémicas por la poca presencia de las minorías, o el escándalo ligado a Harvey Weinstein, los Oscar 2019 hicieron visible una mayor diversidad.

“La Academia ha intentado renovar la plantilla de miembros para incluir a personas de las minorías. Eso ha tenido efectos en la selección de las películas que se nominan a los premios, haciendo visibles las producciones dirigidas por mujeres, por los afro-americanos o por los extranjeros que son Guillermo del Toro, Alejandro González Iñarritu y Alfonso Cuarón”, opinó el experto en cine Fernando Ganzo, de la revista francesa So Film.

Los Oscar 2019 también consolidaron la presencia de la plataforma por internet Netflix; una victoria que hace patente las nuevas formas de acceder al cine. La especialista chilena Pamela Biénzobas considera que Netflix favorece la difusión de las obras.

“El consumo de películas hace mucho que está cambiando. No todo el mundo puede o quiere, hoy en día, ver películas únicamente en pantalla grande. Entonces, Netflix está abriendo el mercado. Que guste o no, eso es un hecho”, explicó Biénzobas.