rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Detenido en Alemania sospechoso bosnio de los atentados de París de noviembre 2015 (policía).
Carrusel de las artes
rss itunes

Depresión, sexo y humor ácido en ‘Serotonina’ de Houellebecq

Por Raphael Morán

‘Serotonina’, la séptima novela de Michel Houellebecq sale en español este miércoles. El exitoso escritor francés desarrolla, en este nuevo opus, su tema favorito: la soledad del hombre occidental.

En este nuevo opus, el escritor francés de 62 años, imagina los últimos días de Florent-Claude Labrouste, un empleado desilusionado del ministerio de Agricultura de 46 años que renuncia a la vida social tras varios fracasos amorosos y laborales.

Adicto a un nuevo antidepresivo –el ‘Captorix’, que favorece la producción de serotonina, una hormona de felicidad-, el narrador toma la decisión de abandonar su novia, su trabajo y su departamento e inicia un vagabundeo que lo llevará a Normandía donde se prepara una insurrección de productores lecheros aplastados por la competencia mundial.

En ‘Serotonina’, Michel Houellebecq recurre a los mecanismos que lo llevaron al éxito literario: la descripción de una sociedad y de seres destruidos por el modelo económico competitivo, a través de un protagonista al borde del suicidio y que mira con nostalgia y humor cruel sus historias de amor pasadas.

"No es novedad para Houellebecq el hecho de ser sensible a los perdedores de la globalización", apunta el ensayista argentino y editor de libros Gonzalo Garcés. "Ya desde los años 90, y desde sus primeros artículos y novelas, Houellebecq se centraba en un hecho que es incontestable: la globalización, el libre comercio produce fenómenos de concentración de riqueza y perdedores. En 'Ampliación del campo de batalla', Houellebecq hacía una comparación con la vida sexual y decía que al igual que el liberalismo produce grandes ganadores y perdedores en lo económicos, así pasa también con la sexualidad", comenta Garcés.

Japonesa ninfómana

Como en ‘Plataforma’ (2001) y ‘El mapa y el territorio’ (2010), surgen reflexiones profundas sobre el amor, la vejez y el cuerpo, no sin humor. La descripción minuciosa y científica de una escena de zoofilia protagonizada por la novia del narrador confirma el talento cómico de Houellebecq, acostumbrado a las crudas escenas de sexo en sus novelas.

Una japonesa ninfómana, un aristócrata coleccionista de armas, una actriz alcohólica, y una brillante estudiante danesa son algunos de los personajes de esta novela.

Admiración por Franco

Enemigo de la corrección política, del feminismo y del neoliberalismo, Houellebecq, quien también es ensayista y poeta, causó en años recientes, grandes controversias. Fue tildado de misógino, reaccionario e islamófobo, entre otros motivos por el contenido de su libro 'Sumisión' (2015).

En ‘Serotonina’ tampoco faltarán los ingredientes para provocar polémicas: los personajes femeninos son frecuentemente tachados de ‘putas’ y ‘zorras’; el ex dictador español Franco es calificado de visionario por haber convertido las costas españolas en balnearios, anticipando que España no iba a poder competir a nivel industrial con los otros países occidentales; y el protagonista de la novela describe la pequeña ciudad francesa de Niort como la “más fea que se le ha dado por ver” lo que causó la indignación del alcalde de dicha ciudad.

Enfoque masculino

Gonzalo Garcés, ensayista argentino y editor del sello Galerna rechaza sin embargo calificar los libros de Houellebecq de misóginos. "Si usted lo piensa, técnicamente los personajes femeninos son, a menudo, mujeres profesionales, independientes que parecerían al ideal feminista", observa Garcés.

Lo característico es que "el foco de la novela está puesto en cuestiones más inmediatas y básicas: el placer y la nostalgia. Las famosas escenas de sexo de Houellebecq son muy simples. No hay una búsqueda erótica. El protagonista, felado por su novia, experimenta 'gratitud'", analiza el editor de libros.

Editada en más de 350.000 ejemplares y traducida en varios idiomas, ‘Serotonina’ sale simultáneamente en varios países europeos. El escritor optó esta vez por una estrategia de perfil bajo: no ha dado ninguna entrevista para promover su libro. El secretismo que rodeó el lanzamiento de la novela y la expectativa del público bastaron para colocar el libro en primer lugar en las ventas de Amazon.

El tiraje elevado de la novela confirma el éxito de Houellebecq, coronado en 2010 con el premio literario del Goncourt, y más recientemente condecorado con la Legión de Honor, el máximo reconocimiento honorifico del Estado francés. En septiembre pasado, Houellebecq contrajo matrimonio con Qianyun Lysis Li, una mujer de 42 años que conoció al escritor en el marco de su tesina sobre su obra.

‘Los Miserables’, las ilusiones perdidas en los barrios pobres de Francia