rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Ana Mendieta, naturaleza y feminismo en el arte

Por María Carolina Piña

El Jeu de Paume de París presenta la obra fílmica de la emblemática artista cubana, quien se convirtió en un ícono en el mundo del arte gracias a sus performances pero también a su particular manera de trabajar en torno al exilio, la naturaleza y el cuerpo femenino.

El Jeu de Paume de París explora el trabajo de esta artista, poco conocida en Francia, a través de 20 películas, seis de ellas inéditas, reunidas en la exposición "Ana Mendieta, le temps et l´histoire me recouvrent" (Cubierto en tiempo e historia). También se presenta su serie más conocida "Silueta", basada en su propio cuerpo, realizadas a partir de 1970 en la zona arqueológica de Yágul, en Oaxaca (México).

"Imágen de Yágul", 1973/2018 Ana Mendieta. © The Estate of Ana Mendieta Collection, LLC. Courtesy Galerie L

Ana Mendieta tuvo una carrera muy corta, de 1971 a 1985. Eso no le impidió sin embargo alcanzar una fama internacional, con una obra muy personal, y convertirse en una de las pioneras de las artes visuales, con una notable obra, que incluye dibujos, instalaciones, performances, fotografías y esculturas.

Mendieta nació en La Habana pero huyó a Estados Unidos cuando tenía apenas 12 años. EL exilio  es una de las columnas de su obra, pero también la naturaleza y sus elementos.

Menos conocida, su producción de películas y videos es pareticularmente impresionante y prolífica: sus 104 trabajos cinematográficos producidos entre 1971 y 1981 hacen de Ana mendieta una de las figuras más destacadas del arte visual multidisciplinario, consideró el Jeu de Paume.

“El punto de unión entre sus piezas y sus películas es su cuerpo de mujer como parte de la naturaleza. Mendieta abordó los elementos, el agua, la tierra, el fuego, pero como un símbolo del exilio. Para ella cuando se es extraído de su tierra, estos elementos viajan con uno mismo”, explicó Marta Gili, la directora del Jeu de Paume.

En la presentación de esta muestra estuvo la sobrina de la artista Raquel Cecilia Mendieta quien presentó en París una documental sobre su tía.

“La obra de Ana Mendieta es muy universal. No habla precisamente de política pero sí tiene un contenido muy político. Por eso que puede conectar con mucha gente; son piezas que no hablan de un solo tema, sino que hay muchos niveles de significados y además conecta varias culturas distintas”, agregó Raquel Cecilia Mendieta

La muerte trágica de Ana Mendieta ha contribuido a convertirla en un ícono. Murió tras caer del piso 34 de un edificio en Nueva York, en 1985. La exposición parisina sobre su obra podrá verse hasta el 27 de enero.

La escultora Luciana Lamothe explora el estado ambiguo entre lo blando y lo duro