rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

De Morelia a París, la diversidad sexual en el cine

Por María Carolina Piña

El Festival Internacional de cine de Morelia presentó en la capital francesa su selección de cortometrajes sobre diversidad sexual.

Descubrir y celebrar la diversidad sexual a través del cortometraje ha sido el objetivo del programa sobre Diversidad sexual creado hace dos años por el Festival Internacional de cine de Morelia (FICM). Se trata de una selección de cortometrajes centrados en temáticas que tienen que ver con la diversidad sexual que se proyectan en el marco del festival. En 2017, ocho trabajos mexicanos nuevos se presentaron en este programa, cortometrajes de ficción, documental y de animación, que ponen de relieve historias en sintonía con la comunidad LGBT, la transición de un sexo a otro, el amor, pero también el duelo, el abuso, la aceptación.

Los ocho cortometrajes de la segunda edición de este programa se mostraron el lunes pasado en la Casa de México de la capital francesa, como parte de los puentes que el FICM ha tendido con otras ciudades y festivales del mundo como el Queer de Berlín, por ejemplo.

“Este programa nació cuando vimos que había un número significativo de cortometrajes que estaba abordando la diversidad sexual y que por falta de espacio dentro de la programación oficial, quedaban afuera. Es una programa que responde a un interés del público de Morelia por los temas género”, dijo Antonio Harfuch Álvarez, uno de los miembros de comité de selección del Festival de Morelia, quien estuvo en los estudios de RFI.

En 2017, los cortos presentados en Morelia hablaron del universo de las Drag Queens (DragTHEQueen) en la Ciudad de México, la transición de una chica hacia el sexo masculino (Soy Alex), el amor homosexual (In an heartbeat) o el duelo de una joven que perdió a su novia quien murió de forma violenta (Pléyade), entre otros. De su lado, el cortometraje Dos ballenas de Diego Cruz Cilveti, obtuvo el Premio del Público este año.

“Buscamos historias que nos permitan discutir, que si hay estos tabúes en las familias o en la sociedad mexicana, veamos otras historias reflejadas en el cine para suscitar la comprensión y la aceptación. El cine puede ser un arma poderosa para el entendimiento y la empatía”, agregó Harfuch.

La 15ª edición del FICM también incluyó largometrajes que abordan la diversidad sexual, como Call me by your name de Luca Guadagnino, 120 pulsaciones por minuto de Robin Campillo y Chavela de Catherine Gund.