rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Dos argentinos en la selección de Cannes

Por María Carolina Piña

La categoría “Una cierta mirada” presentó este fin de semana dos películas argentinas, las únicas representantes del cine latinoamericano este año en el Festival de cine de Cannes.

Argentina es el único país cuya cinematografía logró un lugar en la prestigiosa selección del Festival de Cannes. Las dos cintas seleccionadas fueron proyectadas durante el fin de semana en “Una cierta mirada”, categoría que muestra obras que permiten descubrir las realidades del mundo.

"Mere, mosntruo, muere" de Alejandro Fadel. DR

En ese marco, se proyectó “Muere, monstruo, muere” es el explícito título de una cinta de horror del mendocino Alejandro Fadel. La historia comienza con la decapitación misteriosa de una mujer en los Andes, tras lo cual otras mujeres son encontradas en la montaña. El investigador a cargo del caso, Cruz, es un hombre que vive una historia de amor con la mujer de un enfermo mental, quien es el principal sospechoso del crimen. Pero las pistas que se van descubriendo develan poco a poco que se trata de un monstruo sanguinario.

La película tiene momentos muy duros, empezando por la escena inicial en el que el director no escatima en recursos visuales y sonoros para mostrar los últimos momentos de la mujer cuya cabeza está a punto de desprenderse de su cuerpo.

“No buscaba hacer una denuncia sobre el problema de los feminicidios, aunque la realidad está allí. Más bien quería hablar de una cierta concepción de la masculinidad”, explicó a RFI el director de la cinta, Alejandro Fadel.

Un asesino con cara de ángel

La muerte y el horror pero en un tono muy distinto es la temática de otra cinta argentina en Una cierta mirada. “El Ángel “ de Luis Ortega es la historia de un célebre delincuente argentino, Carlos Robledo Puch, conocido como El ángel de la muerte. Un asesino serial con cara de niño bueno, que es hoy la persona que más tiempo ha pasado en la cárcel en Argentina. Luis Ortega presenta en su película a un chico para quien el crimen es un juego, creando un personaje casi encantador.

“Carlitos es una mezcla de Marilyn Monroe y Charles Manson. Lo que más me interesa abordar era la temática del niño criminal. Me inspiré en los libros ‘Santa María de las flores’ y ‘Diario de un ladrón’ de Jean Genet. Creo que todas las sociedades deberían replantearse la cuestión de los niños criminales y por qué los niños llegan a ese punto. Actualmente la policía en Argentina está autorizada a matar a un niño por la espalda, sin ni siquiera cuestionarse que por culpa de cómo está estructurada la sociedad esos chicos se convierten en criminales”, aseveró Luis Ortega en entrevista en Cannes.