rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Argentina: Dimite el presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo.
La crónica cultural
rss itunes

Monsalve y Los Forajidos, ‘afrobeat’ en salsa venezolana

Por María Carolina Piña

El músico venezolano Raúl Monsalve es el líder de la banda Monsalve y Los Forajidos, un proyecto musical nacido en Caracas y ahora radicado en Francia, en el que se mezclan jazz y música electrónica con ritmos y sonoridades afrocaribeñas.

Monsalve y Los Forajidos es un grupo que lleva muy bien su nombre. Una banda de músicos fundada en el calor de Caracas en 2007 por el bajista Raúl Monsalve, que ha echado raíces en tierras francesas. Esta banda huye de las convenciones para proponer una mezcla de géneros, combinando ritmos tradicionales de Venezuela con sonoridades más contemporáneas.

Esta banda de músicos forajidos se ha agrandado con artistas franceses y sacado al mercado su segundo disco, "Volumen dos", compuesto de ocho temas donde están muy presentes los tambores y patrones rítmicos afrocaribeños tradicionales de Barlovento –zona que resguarda celosamente la cultura y música africanas-, el afro beat y el jazz experimental.

"Volumen Dos", segundo disco de "Monsalve y los forajidos". DR

El líder de este grupo está a la cabeza de otro proyecto basado en la música venezolana, Insólito Universo, donde se rescatan instrumentos como el cuatro o los quitiplás, un instrumento de percusión formado por palos de bambú, o las maracas.

“Siempre he estado enamorado de las percusiones afro-venezolanas, a pesar de que no nací en la costa. Pero he aprendido esos ritmos y de hecho en Francia, hay varios percusionistas que perpetúan esa tradición. No tengo la ambición de igualarlos; más bien, introduzco sonoridades más urbanas, el jazz o el rock, y el afrobeat”, explicó a RFI Raúl Monsalve.

El músico venezolano asegura que el público francés ha acogido con entusiasmo este mestizaje, y sobre todo, los instrumentos tradicionales, que estas tierras son exóticos. También, ritmos como los tambores de Curiepe o el merengue caraqueño, cuyo endiablado patrón de 5/8 es muchas veces un descubrimiento sonoro para las orejas francesas, y un desafío para todo aquel que intente bailarlo.

Monsalve y los forajidos estará en concierto  en La Petite Halle de la Villette, en el norte de París, el próximo 24 de marzo.

El nuevo subdirector de cultura de la Unesco llama a combatir la diáspora creativa