rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Los parisinos rechazan el 'regalo' del artista Jeff Koons

Por Raphael Morán

Las autoridades francesas y el mundo artístico se preguntan dónde colocar la obra monumental "Ramo de Tulipanes" que el artista contemporáneo Jeff Koons regaló a París. Una obra destinada a homenajear a las víctimas de los atentados terroristas, pero que intelectuales y artistas tachan de "mercantil".

En París, un ramo de flores se está convirtiendo en una manzana de la discordia. En realidad, no se trata exactamente de un ramo de flores, sino de una escultura de 10 metros, de acero, bronce y aluminio, y que representa tulipanes multicolores, en forma de globos... Una obra monumental diseñada por Jeff Koons, uno de los artistas contemporáneos más cotizados del mercado del arte, y famoso por sus esculturas kitsch.

A través de la embajada de su país en Francia, el artista estadounidense regaló esta obra a la alcaldía de París en 2016, para homenajear a las víctimas de los atentados terroristas. La obra está actualmente en fase de producción y fue un grupo de mecenas estadounidenses y franceses que pagaron su fabricación.

Detalle del proyecto de la obra que regalará Jeff Koons Fuente: Pinterest.

Es "una obra que simboliza la generosidad'', dijo la alcaldesa de París Anne Hidalgo. Al contrario, decenas de intelectuales y directores de museos consideran que el ramo de tulipanes de Koons afearía la explanada del museo Palais de Tokyo donde el artista quiere colocarla.

Y no faltan los que cuestionan su valor estético. Con sus colores vivos y sus formas de juguetes, los tulipanes de Koons son típicos de las obras de este artista pop: se inspira de la imaginería popular, imita el diseño de los objetos del consumo cotidiano y provoca.

Este estilo "le permitió posicionarse frente a los otros artistas, desafiando lo que muchos reprochan al arte contemporáneo: ser demasiado conceptual y por lo tanto inaccesible", observa Claire Luna, historiadora del arte y curadora independiente en Francia.

El éxito de Koons alcanzó un nivel tal, que se convirtió en 2013 en el artista con vida más cotizado del arte contemporáneo. Su obra 'Balloon dog' (foto abajo) se vendió en 58,4 millones de dólares.

El artista Jeff Koons junto a su obra " Ballon dog" en 2012 en Suiza. AFP/Fabrice Coffrini

En entrevista con RFI, la curadora Claire Luna reconoce la dimensión "conmovedora" de Koons, pero se pregunta: "¿Por qué no dirigir este homenaje a las víctimas de los atentados en uno de los lugares de París donde ocurrieron estos atentados, y no en la plaza emblemática de arte contemporáneo, que es la explanada del Palais de Tokyo?"

Luna sugiere por otra parte someter el monumento a un concurso artístico o a un debate, como se acostumbra hacer en Francia para las obras en lugares públicos.

>Hacer clic en 'play' arriba en la foto principal para escuchar los comentarios de la curadora Claire Luna.

En una tribuna en el diario Libération, un grupo de intelectuales, artistas, directores de museos y galerías consideran que Jeff Koons -que conoce muy bien los mecanismos especulativos ya que fue corredor de bolsa- no es más que un artista "sensacionalista", "especulador" y símbolo de la industria del lujo.

La polémica en torno al regalo de Jeff Koons ha crecido tanto que la ministra de Cultura de Francia, Françoise Nyssen intervino. Tras una serie de consultas, podría decidir colocarlo en otro lugar de la capital francesa.

El nuevo subdirector de cultura de la Unesco llama a combatir la diáspora creativa