rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Francia: Al menos 13 muertos por inundaciones en el suroeste del país.

ópera Música clásica Italia Francia

Publicado el • Modificado el

En 2018, Carmen mata a Don José

media
En esta puesta en escena Carmen se defiende de la agresión de Don José. Captura de pantalla de la RAI

Una nueva versión de la ópera de Bizet interpretada en Florencia propone un final diferente. El director de escena estima que el fenómeno de la violencia de género en nuestra época inspiró este cambio pues “no se puede aplaudir el asesinato de una mujer”.


La iniciativa no deja de ser insólita, sin embargo, es una muestra del cambio en las mentalidades y de las sociedades actuales. Más de 150 años de su estreno, la mundialmente conocida ópera del francés Georges Bizet ha sido modificada para que al final sea Carmen quien mate a Don José. El desenlace sigue siendo tan trágico como Bizet lo imaginó en el siglo XIX. Pero constituye sin duda una llamativa adaptación, en una época en donde el fenómeno de la violencia de género y el acoso sexual están causando estragos en las sociedades actuales.

Esta desconcertante nueva puesta en escena es obra del italiano Leo Muscato y será presentada a partir del 7 de enero por la Opera de Florencia en el Teatro di Maggio.

“La idea me fue sugerida por el director del teatro, quien me encargó que encontrara una solución para que Carmen no muriera al final”, explicó Leo Muscato. “En nuestra época, marcada por el flagelo de la violencia contra las mujeres es inconcebible aplaudir el asesinato de una de ellas”, agregó.

Leo Muscato confesó que la idea primero lo dejó perplejo pues el destino fatal de Carmen es el motor de la obra maestra de George Bizet, una de las óperas más interpretadas a nivel mundial.

“Un mes después regresé con esta propuesta donde Carmen no muere sino que se defiende contra su agresor de una forma inesperada, como cualquiera lo haría en su lugar”, explica Leo Muscato.

Otra “libertad” que se tomó el director de escena es haber ambientado su versión en un campo de rom, a principio de los años 80. Carmen, quien trabaja en una fábrica de cigarrillos cercana al campo, es víctima de los golpes repetidos de Don José, un policía irascible y violento, en esta nueva versión.

Muscato considera que en esta situación, el crimen es inevitable para una mujer que está a punto de morir, pero asegura haber respetado escrupulosamente la música y el libreto originales.

“Don José se da cuenta que su comportamiento empujó a Carmen a una acción extrema pues ella ya estaba muerta, por lo que sus últimas palabras ‘Vous pouvez m’arrêter. C’est moi qui l’a tuée’ (Pueden llevarme, fui yo quien la mató) toman una dimensión simbólica”, concluye.