rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

'El presidente', Ricardo Darín en la cumbre del poder

Por María Carolina Piña

El codiciado actor interpreta al presidente de Argentina en la última película de Santiago Mitre, donde se muestran los bastidores de las instancias más altas del poder y la intimidad de un jefe de Estado.

El recién electo presidente de Argentina se apresta a participar en su primera cumbre regional en la que los mandatarios de la región discutirán la creación de una alianza petrolera. Esa es la historia de El presidente (La cordillera), película del argentino Santiago Mitre, cinta que estuvo en el último Festival de cine de Cannes.

Las esferas más altas del poder son retratadas aquí de forma ficticia, a través de Hernán Blanco, el presidente de Argentina quien al mismo tiempo que participa en la cumbre debe resolver un conflicto familiar con su hija y un escándalo por corrupción en el que está implicado.

Es el tercer largometraje de Santiago Mitre, un adepto de los temas políticos pero que ahora con El presidente explora niveles continentales.

“Quería trabajar un thriller político, con elementos fantásticos. Y que la trama se fuera enrareciendo a medida que descubrimos los problemas familiares de Blanco. Los presidentes se reúnen para discutir un proyecto de integración energética regional. Blanco lleva poco tiempo en el poder, es visto como como un mandatario débil por la prensa, y al mismo tiempo la vida privada”, dijo a RFI el cineasta Santiago Mitre en el Festival de Cannes.

En el papel del mandatario argentino Hernán Blanco, el codiciado actor Ricardo Darín, quien confesó haberse divertido mucho con la banda presidencial y con la contraposición entre las esferas privada y pública.

“El chiste de la película es cómo hace este hombre para lidiar con el contexto internacional y político al mismo tiempo que tiene que estar enfocado el problema personal que tiene con su hija. Me divertí mucho con todos los actores que interpretaron a los presidentes de la región. Fue uan estupenda oportunidad para hacer un poco de catarsis y burlarnos de nosotros mismos y de las circunstancias de nuestros países. Y jugar a que eres poderoso, aunque sea un rato, está bueno”, agregó sonriente Ricardo Darín.

En esta película también participaron actores como la chilena Paulina García, el mexicano Daniel Giménez Cacho y el brasileño Leonardo Franco.

 

Murió Jacques Higelin, el imprevisible saltimbanqui de la canción francesa

Murió José Antonio Abreu, pionero de la enseñanza colectiva de la música