rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Francia, protagonista del Festival Cervantino

Por María Carolina Piña

El festival cultural más importante de América Latina abre este miércoles en la ciudad de Guanajuato. El Cervantino presentará en su 45ª edición una nutrida muestra de las artes escénicas francesas a través de 30 espectáculos. El festival celebrará así mismo los centenarios de la Revolución rusa y de la Constitución mexicana.

Francia y el Estado de México serán los invitados de honor del Festival Cervantino que se realizará del 11 al 29 de octubre, en Guanajuato.

Fiel a su naturaleza pluridisciplinaria, el Cervantino mostrará, durante estos 18 días, una rica programación que incluye música, danza, circo, cine, literatura y espectáculos callejeros. En total, habrá 180 espectáculos y 3.500 artistas venidos de 35 países.

La presencia francesa contará con algunas personalidades e instituciones culturales muy importantes de ese país. Es el caso del Ballet de Marsella o la orquesta Les Siècles, que se dedica a la música barroca y antigua.

Pero también habrá numerosos exponentes de la creación contemporánea, como el grupo musical Dionysos, o los DJ franceses Chloé y NDOS.

Francia también llevará a Guanajuato una muestra de su reconocida tradición teatral, con la presencia de directores como Joël Pommerat, Wajdi Mouawad, Pascal Rambert y Benjamin Lazar. Así mismo, el público podrá asistir a proyecciones de películas francesas y de espectáculos presentados en el Festival d’Aix-en-Provence y de la Opera de París.

As mismo, la Alianza Francesa contribuirá a una mayor difusión de este gran evento a través de sus unidades regionales por todo el país. El programa Más allá de Guanajuato permitirá que en 16 estados sea posible disfrutar de espectáculos.

Esta edición del Cervantino también tendrá dos ejes centrales en torno a las Revoluciones, en el marco de los centenarios de la Revolución rusa y de la Constitución mexicana.

Panamá Al Brown, un boxeador de leyenda rescatado del olvido por un dibujante francés