rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

París rinde homenaje al precursor del fauvismo

Por María Carolina Piña

El Centro Pompidou de la capital francesa presenta una amplia exposición sobre el pintor francés André Derain, uno de los iniciadores, junto a Matisse del movimiento conocido como fauvismo.

El Centro Pompidou aborda una de las revoluciones pictóricas más importantes del siglo pasado, a través uno de sus mayores artífices. "André Derain el decenio radical" es el nombre de esta amplia muestra sobre el pintor francés que rompió con las convenciones de su época.

La exposición cubre toda la producción de Derain desde 1904 - 1914, sus inicios junto a los pintores impresionistas, pero luego la revolución del color y las formas, que permitieron la eclosión del fovismo, su amistad con Vlaminck y su interés por las artes primitivas que integró en su pintura.

“El Centro Pompidou presenta la primera parte de su obra, es decir, el período anterior a la Primera Guerra Mundial, que se caracteriza por una pintura muy audaz, con pinturas muy vivas y rápidas”, explicó a RFI Cécile Debray, la curadora de esta exposición.

Derain era un artista joven a principios del siglo XX, muy influenciado por el impresionismo, miembro de la Escuela de Chatou donde estuvieron Monet y Renoir, quienes se destacaron por sus pinturas en las orillas del Sena. Pero en su camino, Derain conoció a Vlaminck, quien lo llevó a pintar con un estilo impresionista pero distinto, renovado. Derain prefirió las pinceladas rápidas, nerviosas, y sobre todo, los colores puros.

En 1905 comenzó una segunda etapa; Derain pasa un verano con Henri Matisse en Collioure, una ciudad pesquera al borde del mar. Y es ahí donde Derain descubre la luz del Mediterráneo.

La exposición "André Derain, el decenio radical" también presenta una serie de cuadros de Derain inspirados en Londres y su exuberante "La danza", un gran formato que representa a tres mujeres en medio de plantas exóticas y animales mágicos. Pero también obras de otros períodos, que abandonan lo variopinto y se vuelven más arcaicas.

En 1914, al estallar la guerra, Derain es enviado al frente como artillero. En la Segunda Guerra Mundial debió sufrir el descrédito al ser acusado de colaborar con los nazis durante el régimen de la Francia de Vichy, reputación que lo acompañó hasta su muerte, en 1954.

“En la actualidad, cuando vemos las pinturas de Derain, salimos seducidos porque son cuadros que juegan con colores como el azul o el amarillo puros. Por supuesto, en 1905, fue algo que desestabilizó por completo al mundo del arte: Derain descompuso las formas pero también los colores. Eso generó un gran escándalo, pero al mismo tiempo creó una ruptura. Por eso se considera al fovismo como la primera vanguardia del siglo XX”, agregó Debray.

"Big Ben" de André Derain (1906). LAURENT LECAT/ADAGP, PARIS 2017

Panamá Al Brown, un boxeador de leyenda rescatado del olvido por un dibujante francés