rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Damián Ortega trae a Lyon un poético hilo de sal

Por María Carolina Piña

El artista mexicano radicado en Berlín es uno de los invitados de la Bienal de Arte Contemporáneo de Lyon donde expone Hollow/Stuffed: market law (2012).

Damián Ortega es uno de los máximos exponentes de la escena mexicana contemporánea: Vive entre Berlín y México pero confiesa con algo de frustración que no es profeta en su tierra y que el grueso de sus exposiciones se hacen en el Viejo Continente.

No es extraño entonces que forme parte de la selección de artistas invitados en la conocida Bienal de Arte contemporáneo de Lyon donde Ortega expone una obra poética y atractiva: Hollow/Stuffed: market law. La pieza creada en 2012 consta de un imponente submarino hecho con bolsas industriales. Esta escultura es una réplica de un submarino alemán de la Segunda Guerra Mundial, que Damián Ortega llenó con cuatro toneladas de sal. Por un pequeño agujero se vierte la sal creando un hilo blanco, como si se tratara de un reloj de arena, que se acumula en el suelo de la exposición.

Para esta obra Ortega se inspiró del poema en cinco partes de T.S. Eliot, The Hollow Men (1925), que se basa a su vez en la novela “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad.

“Todo surgió de una foto publicada en la prensa de un submarino hecho con fibra de vidrio y paletas, y en el que se transportaba droga. Me hizo reflexionar en cómo el hombre ponía toda su inteligencia y lograba una proeza tecnológica para transportar coca. Por otro lado la sal es un elemento muy importante en la historia del capitalismo. La palabra salario viene de sal, es decir, que tuvo un valor de cambio. Me parece que hay entonces muchas similitudes con el narcotráfico2, explicó Damián Ortega a RFI.

El artista plástico mexicano se dio a conocer en el mundo entero en 2003 con su obra “Cosmic Thing”, expuesta en la 50ª Bienal de Venise. Se trataba de un Volkswagen Escarabajo desmantelado y suspendido; cada pieza era aislada y colocada en el lugar que le correspondería en el ensamblado final. De esta manera, Ortega jugaba con el espectador quien podía ensamblar el vehículo frente a sus ojos.

La obra "Hollow/Stuffed: market law" del mexicano Damián Ortega estará expuesta hasta enero de 2018 en La Sucrière, un edificio histórico y atípico al pie del río Saona, en el marco de la Bienal de Arte Contemporáneo de Lyon.

Damián Ortega y su obra en la Bienal de Arte Conteporáneo de Lyon. © RFI/María Carolina Piña

Panamá Al Brown, un boxeador de leyenda rescatado del olvido por un dibujante francés