rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Son 65 los muertos por devastador terremoto en México (oficial).
  • Fuerte sismo sacude la Ciudad de México (AFP)
La crónica cultural
rss itunes

'Heritage', un puente musical entre Cuba y Camerún

Por Raphael Morán

Toda esta semana, París vibra al ritmo del jazz en el marco del festival de La Villette donde se cruzan artistas del mundo entero. Descubra el proyecto musical afrocubano del cantante Richard Bona.

Con su más reciente disco “Heritage”, el camerunés Richard Bona tiende un puente musical más entre África y Cuba.

Recientemente grandes jazzistas cubanos como Omar Sosa o Roberto Fonseca colaboraron con éxito con músicos y cantantes africanos para elaborar proyectos musicales de música afrocubana.

Lo mismo hizo el cantante y bajista Richard Bona con su álbum titulado Heritage, “legado”, que grabó con músicos cubanos, venezolanos y de México (‘Mandenkan cubano’). El resultado es una fusión entre la voz profunda de Bona, que canta en idioma douala, con ritmos cubanos; ritmos que despertaron el interés del camerunés desde su infancia.

"Es una música que oía mucho en África cuando era joven por el contexto político. Fidel Castro se involucró mucho en África, no solamente en Angola, en Mozambique, en África central hubo incursiones. Y había una infiltración cultural también”, recuerda Bona.

>Hacer clic en la foto principal arriba para escuchar la versión audio de este artículo.

Su disco Heritages se suma a las numerosas exploraciones de universos musicales extranjeros. Bona con artistas franceses como Jacques Higelin, brasileños y estadounidenses como Steevie Wonder. Esta vez reunió a talentos del latin jazz, oriundos de varios paises de la cuenca caribeña: el pianista cubano Osmany Paredes, los percusionistas venezolanos Luisito y Roberto Quintero, el trompetista Dennis Hernández y el trombonista veracruzano Rey David Alejandre.

En su camerino, poco antes de su concierto en La Villette de París, Bona cuenta a RFI que las radios en Camerun “eran inundadas de música cubana, no sé por qué. Lo que sé, es que de niño, me di cuenta que los cubanos tocaban el mismo ritmo que nosotros, era el ritmo de los esclavos que salieron de África y el encuentro con otros ritmos. Siempre me quedé con la idea de viajar a Cuba."

El legado de los esclavos

Durante sus múltiples viajes a Cuba, Richard Bona afirma haberse reencontrado una parte oculta y valorada de la música africana. "Es una música que tiene cinco siglos (…): la trompeta y el piano son instrumentos europeos traídos por los conquistadores españoles; el tambor bata, las congas y el bongo fueron traídos por los africanos y la maraca es un legado de los indígenas que vivían en esas islas”, dijo el cantante.

"Qué rico estar en París", dijo Richard Bona al subirse al escenario de la sala de conciertos de La Villette de París, una ciudad que tuvo que dejar hace dos décadas cuando las autoridades le negaron la renovación de su documento migratorio. Tras una larga carrera internacional, el músico camerunés vive desde entonces en Nueva York. Pero la victoria de Donald Trump incitó al músico a voltear la mirada de nuevo hacia Europa. Bona contempla ahora abrir otro club de jazz en París.

>Otros talentos afrocubanos, seleccionados por RFI:

Serie sobre guerrilla y maternidad gana el premio Canon de la mujer fotoperiodista