rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Baudelaire, el poeta de la modernidad

Por María Carolina Piña

Francia conmemora los 150 años de la muerte del autor de “Las flores del mal”. El escritor que formó parte de los "poetas malditos" es considerado el precursor de la modernidad.

Paul Verlaine lo consideró uno de los "poetas malditos", un "Dante de una época decadente" según el también escritor Barbey d’Aurevilly. El nombre de Charles Baudelaire evoca principalmente la quintaesencia de la poesía pero también la sublimación de lo sórdido, la obsesión por el mal o la descripción de la experiencia fluctuante y melancólica en la ciudad, el llamado Spleen de París.

Charles Baudelaire fue además un extravagante hipersensible, contrario a las convenciones, que fueran sociales o artísticas. Todo esto es palpable a través de su obra poética reunida casi por completo en un libro, "Las flores del mal", una de las obras maestras de la poesía moderna y que causó un gran escándalo, desde su publicación, en 1857. Baudelaire debió enfrentar un juicio por sus escritos e incluso varios de los poemas fueron censurados durante casi un siglo.

Hoy sin embargo, su obra es apreciada en su perfección estética y los temas abordados. Pero sobre todo, se ha convenido en afirmar que Baudelaire es el poeta de la modernidad.

“Baudelaire propuso una nueva manera de hacer poesía que rompió con el clasicismo de su época. Fue una ruptura muy radical tanto de la métrica como de los temas abordados. Pero al mismo tiempo, Baudelaire también fue un poeta que rechazó la modernidad tecnológica. Miró con desconfianza y recelo la evolución de la ciencia. Se dio cuenta de que todo eso iba a deshumanizarnos. Fue un precursor, un clarividente, casi un profeta al advertir esa deriva negativa de la modernidad”, explicó a RFI Félix Terrones, profesor en la Escuela Normal Superior de París.

Terrones también resaltó la reflexión de Baudelaire sobre el lugar que ocupa el poeta en la sociedad.

“Lo dice en un hermoso poema llamado ‘El Albatroz’, es una descripción y a la vez un alegato. El poeta para él es un ser iluminado, alguien que debe vivir en las alturas porque una vez caído, una vez entre nosotros es completamente inútil. En ese poema Baudelaire resumen lo que significa la poesía para él”, agregó Terrones.

Los versos de Charles Baudelaire no solo tuvieron una influencia en la literatura, también en la canción. En Francia, cantantes como Leo Ferré o Serge Gainsbourg pusieron música a Le serpent qui danse.

El 150 aniversario de la muerte de Baudelaire, quien falleció en París a los 46 años de edad, se celebra en Francia con una conmemoración nacional.

'Arquitectura expandida': de los barrios de Bogotá a los suburbios de París

Panamá Al Brown, un boxeador de leyenda rescatado del olvido por un dibujante francés