rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

Cuba muestra su circo en París

Por María Carolina Piña

El circo Phénix de París presenta a partir de este fin de semana su nueva creación “Cirkacuba”, espectáculo con 50 artistas venidos de toda la isla, entre acróbatas, malabaristas, bailarines y músicos.

Cuba ha venido a París para mostrar una faceta poco conocida de su cultura: la de las artes circenses y acrobáticas que se encuentran en toda la isla. Todo esto se muestra en un nuevo espectáculo del circo Phénix de París, uno de los más grandes del mundo.

El show se presenta como un viaje festivo, a imagen del repertorio musical y caribeño de ese país. "Cirkacuba" es el nombre de este espectáculo que mezcla números de circo tradicionales de Cuba presentados por primera vez en Francia, pero aderezados con salsa, timba, chachachá, son y bolero.

La fuerza capilar es una de las especialidades cubanas.

“Este espectáculo ilustra la diversidad de la cultura de circo en Cuba. Los cubanos son especialistas de números muy originales como la fuerza capilar, un ejercicio femenino en el que dos chicas se suspenden con el cabello y que necesita mucho entrenamiento para acostumbrarse al dolor. Hay un número increíble de columpio, uno de báscula donde el acróbata hace un salto quíntuple en el aire lo cual es rarísimo; podría estar en libro Guinness de récords. También un número de barra rusa con un doble salto mortal invertido que es también algo excepcional”, explicó el director de circo Phénix, Alain Pacherie.

Pacherie también explicó a RFI que la excelencia acrobática en Cuba es una herencia de la era soviética. En ese entonces muchos profesores de gimnasia soviéticos se instalaron en Cuba y legaron sus conocimientos a los artistas cubanos”.

En total 20 coloridos cuadros que llevan al público del asombro a la euforia componen este espectáculo Cirkacuba, que también rinde un tributo a las raíces africanas de la isla, la cultura de los esclavos y el Carnaval.

“El Carnaval es una fiesta muy popular en toda Cuba. Es una semana de desfiles, música, la gente sale a comer y bailar. En Cirkacuba vamos a hacer un desfile de carnaval pero también vamos a mostrar las danzas tradicionales que son el mambo, el bolero, la salsa, el chachachá, dijo Selma, una bailarina morena y esbelta, con una piña sobre la cabeza”.

Es bien sabido, además, que lo cubanos tienen mucho humor. Así que Cirkacuba cuenta también con la intervención de dos payasos que reciben a un turista francés que descubre la isla.

“Nosotros los cubanos tenemos una idiosincrasia bien activa y movida, se puede decir que somos bien bromistas. El espectáculo muestra lo que sería un día en La Habana; es una manera de traer nuestra cultura y vivencias al público francés”, agregó Eduardo, uno de los payasos oriundo de la capital cubana.

Cirkacuba estará una temporada en el circo Phénix de París para luego encadenar con una gira por Suiza y Bélgica.

El Carnaval cubano en el espectáculo Cirkacuba. © RFI/María Carolina Piña

 

La escultora Luciana Lamothe explora el estado ambiguo entre lo blando y lo duro