rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

'Aquí no ha pasado nada' llega a Francia

Por María Carolina Piña

Esta película del chileno Alejandro Fernández está basada en el polémico caso de Martín Larraín, el hijo de un influyente senador, quien en 2013 atropelló mortalmente a un agricultor cuando conducía en estado de ebriedad. La justicia terminó absolviendo a Martín Larraín luego de dos juicios.

Vicente es un muchacho de clase alta que pasa una temporada tranquila en la playa, al ritmo de fiestas, drogas y mucho alcohol. Una vida sin muchas preocupaciones que da un giro una noche en que sin quererlo el auto en el que viaja con unos amigos atropella mortalmente a un hombre. A partir de allí Vicente comenzará a entender las leyes del poder y la manipulación.

Esa es la historia de Aquí no ha pasado nada (Tout va bien, en francés) del chileno Alejandro Fernández Almendras. Una cinta basada en el sonado caso de Martín Larraín, el hijo del conocido senador chileno Carlos Larraín. Martín estuvo implicado en la muerte de un agricultor, pero luego resultó absuelto completamente por este crimen.

Este polémico fallo inspiró a Alejandro Fernández Almendras para hacer esta película, que busca suscitar una reflexión sobre la Justicia en Chile y de cómo se maneja la clase alta.

"La película explora este caso policial pero también lo usa como una excusa para hablar de cómo funciona ese 2% o 3% que conforma la élite que controla al país y cómo están encima de la ley. No sólo hacen las leyes que les convienen sino que cuando violan esas leyes que ellos mismos han hecho no se rigen por ellas. Mi personaje forma parte de esa élite y aunque no es directamente el culpable del accidente, va a tener que aprender cuáles son las reglas del juego", explicó a RFI Alejandro Fernández.

Aquí no ha pasado nada hace un retrato muy duro de la juventud chilena perteneciente a la clase alta, aunque su director asegura que no era el objetivo principal.

"Creo que la juventud, de la clase que sea, es la misma. Las fiestas, las drogas y el alcohol son propios de esa etapa de la vida y se encuentran en todas las clases sociales. Lo que pasa es que hay un sector de esa juventud que no paga ninguna consecuencia por sus actos, hagan lo que hagan. Y gran parte de los problemas en Chile tienen que ver con esa desconexión absoluta de la élite con el resto de la sociedad. Para mí esa desconexión se explica porque ellos saben que están por encima de la ley. Mi película habla más de la falta de responsabilidad y no tanto de la maldad en el acto. No es el accidente en sí sino que no somos iguales a la hora de responder por nuestros actos", agregó Fernández.

Aquí no ha pasado nada del chileno Alejandro Fernández Almendras se estrena esta semana en las salas de cine francesas luego de pasearse por varios festivales internacionales.
 

Premio para el caricaturista turco Musa Kart, condenado a más de tres años de prisión