rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
La crónica cultural
rss itunes

David Bowie, el cantante camaleónico

Por María Carolina Piña

El mundo musical deploró este lunes la noticia sobre la muerte del artista británico, compositor genial y creador de “Ziggy Stardust” así como otros personajes extravagantes.

En el universo de la música, hay muchos astros, constelaciones e infinidad de estrellas fugaces. Pero pocos soles que irradian con su luz a otros planetas. David Bowie podría asemejarse a un sol alrededor del cual giraron otros astros mientras que muchos se inspiraron en él.

Cantante, compositor, productor y actor de premier orden, pero también, creador camaleónico de múltiples personajes más o menos extravagantes y autor de canciones planetarias.

Una de ellas fue "Ziggy Stardust", tema protagonizado por una estrella andrógina del futuro, creada por David Bowie en 1972, junto a sus amigos del grupo Spiders from Mars. Pero ese es apenas uno de los tantos temas que Bowie dejó para la posteridad y que le valieron el reconocimiento mundial.

Este chico extravagante nació en 1947 en el seno de una familia modesta de Brixton, un barrio popular de Londres. Bowie abandonó muy joven la escuela para dedicarse a su pasión por la música. Y el éxito le sonrió cuando tenía apenas 22 años, con un primer hit que se volvió mítico: "Space Oddity", una balada sobre la historia de Major Tom, un astronauta perdido en el espacio.

La creación de personajes para sus propias canciones, fue uno de los aspectos más destacados de su carrera. Maquillaje, peinados de colores y llamativos vestidos le permitieron crear una infinidad de apariencias. Cantante de las mil caras adulado por millones de jóvenes que vieron en él a un músico libre, rebelde y que rompía todos los moldes. Pero David Bowie rompió también rompió los moldes musicales a través de sus composiciones y las letras de sus canciones. Es el caso de "Life on Mars?, un himno a la libertad de pensar y de actuar. Para muchos, la mejor canción en toda la carrera de David Bowie.

En 1973 esta canción estuvo entre las más escuchadas en el Reino Unido durante 13 semanas. Lo que dio para la grabación del videoclip en el que se ve a Bowie muy maquillado y con traje azul claro, una de sus interpretaciones más recordadas.

En adelante, cada nueva canción, cada nuevo personaje despertaba la curiosidad y admiración de sus pares y del público. Su formación de mimo, su gusto por la moda y las utilización del teatro kabuki, sin duda lo ayudaron en forjar esa naturaleza siempre en mutación.

Pero David Bowie también se mostró muy comercial por períodos. Su decimoquinto trabajo musical "Let's dance" se concibió con esa lógica en 1983. En ese disco una canción del mismo nombre que todavía hoy despierta cierto cosquilleo en las piernas.

El David Bowie más seductor se desvela en este tipo de canciones, un Bowie consciente de su talento y sex-appeal. El cantante británico no dejó de sacar discos y realizar girar por todo el mundo hasta el inicio de los años 2000. Una carrera que desaceleró en 2004 cuando sufrió un problema cardíaco sobre el escenario, que lo obligó a un largo reposo.

Pero antes de eso, Bowie se había medido a otra leyenda británica de la música: Freddy Mercury y el grupo Queen, con quienes Bowie grabó otra canción, de esas que no envejecen: Under Pressure.

Casi 40 años de una fecunda carrera artística llegaron a su fin el domingo con la muerte de David Bowie en Nueva York. La noticia fue divulgada a través de las cuentas de Twitter y Facebook del artista, quien debió entablar un duroi combate contra el cáncer. Una noticia tan triste como sorpresiva y conmovedora pues David Bowie había regalado apenas dos días antes un último disco lleno de nuevas ideas y recursos, aunque interpretado con voz agonizante: "Blackstar", un álbum en el que Bowie hace un lúcido balance de su vida y trabajo. 7 canciones que recogen sus anécdotas y reflexiones más íntimas.
 

La escultora Luciana Lamothe explora el estado ambiguo entre lo blando y lo duro