rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Vida en el planeta
rss itunes

Egiptología: imágenes multiespectrales revelan escritos en un sarcófago

Por Lucile Gimberg

Investigadores británicos desarrollaron una nueva técnica de toma de imágenes que reveló el nombre de una momia del antiguo Egipto. Estaba escrito en su sarcófago pero era invisible para el ojo humano.

Este ataúd en forma de cuerpo, que data del antiguo Egipto, llevaba años presentado en el museo del castillo de Chiddingstone, al sureste de Londres. Pero hasta ahora se desconocía el nombre de la momia que algún día cobijó.

Gracias a una nueva técnica digital de toma de imágenes, científicos del University College de Londres revelaron la identidad de la momia. Estaba escrito en la tapa del sarcófago pero con el tiempo la tinta se había vuelto invisible para el ojo humano.

"Usamos una técnica de toma de imagen multiespectral, es decir que tomamos una serie de fotografías del ataúd iluminado con diferentes longitudes de onda: usamos luz infrarroja, de mayor longitud de onda, que sirve para revelar pigmentos negros y tinta negra; y también usamos luz visible para causar la florescencia del azul egipcio", explicó a RFI la egiptóloga Dr. Kathryn Piquette quien lideró las investigaciones.

El sarcófago iluminado con radiación infrarroja. Cerys Jones - Cortesía del equipo del UCL

"Partes de las inscripciones en este ataúd las habían pintado con lo que se llama 'el azul egipcio', un pigmento que tiene propiedad ópticas muy especiales: cuando lo iluminas con radiación visible, este azul emite luz infrarroja", prosigue Piquette.

Los investigadores iluminaron entonces el ataúd con luz visible y pusieron luego un filtro en la cámara para que capte solo la luz infrarroja emitida por el azul egipcio y así apareció el nombre del difunto.

'Irethoreru' es el nombre de la momia que apareció escrito en el sarcófago. Significa "el ojo de Horus está en contra de ellos" y era bastante común en el primer milenio antes de nuestra era.

"Lo más positivo de esto es que literalmente pudimos ver lo invisible sin destruir el objeto", se entusiasma Cerys Jones, estudiante de doctorado en el University College. Jones trabaja sobre las técnicas de toma de imágenes de artefactos históricos y participó en el proyecto.

"Lo bonito de esta historia es que según las creencias egipcias de la época, tu nombre es parte de tu alma, entonces cuando nombras a un difunto, éste recobra vida... así que de alguna manera la momia recobró vida gracias a nuestro trabajo", declaró a RFI.

El sarcófago de 'Irethoreru' tal como está expuesto en el museo de Chiddingstone Castle, Kent, Reino Unido. Cortesía del Castillo de Chiddingstone

Aplicaciones para otros patrimonios culturales

Las imágenes multiespectrales constituyen una oportunidad increíble para todos los arqueólogos y apasionados del arte, enfatiza la egiptóloga Kathryn Piquette: "En las colecciones de arte de los museos europeos, tenemos muchos objetos del antiguo Egipto y de otros patrimonios culturales que han sido dañados, donde la pintura, la tinta se han borrado y no son visibles para el ojo humano ni registrable con fotografías normales. Pero ahora hemos descubierto el poder de las imágenes multiespectrales para revelar trazos, escritos, dibujos y es muy emocionante porque podría aplicarse para cualquier artefacto desde los tiempos antiguos hasta para obras de arte moderno."

Cerys Jones, estudiante de doctorado en el University College London (UCL), y la Dr. Kathryn Piquette, especialista en imagen técnica y egiptóloga del UCL, realizaron la investigación. Fiona Glossop - Cortesía del Chiddingstone Castle y del UCL

Descifrar los 'cartonajes'

El desafío ahora para los científicos y egiptólogos es lograr descifrar las inscripciones que permanecen en los llamados 'cartonajes', estos envoltorios funerarios aplicados sobre las momias egipcias y que estaban constituidos por capas de papiro pegadas y empapadas con yeso, antes de ser pintadas y decoradas. Para realizar estos cartonajes, los egipcios reciclaban papiros usados que, miles de años más tarde, podrían revelar interesantes detalles sobre la vida cotidiana en el antiguo Egipto.

"Tenemos que usar técnicas que pueden penetrar la materia como los rayos X o las ondas de terahercios, necesitamos una combinación de técnicas para revelar los que está dentro de los cartonajes", señaló Kathryn Piquette.

De lograrse se pondría fin al dilema al que hasta ahora se enfrentan los arqueólogos: destruir una máscara o un sarcófago para descubrir los papiros que contienen o dejarlos intactos sin nunca saber lo que puedan revelar.

Los retos de la cumbre climática One Planet que une a políticos y financieros