rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Publicado el • Modificado el

Cambio climático: ¿De dónde sacar los 100 mil millones de dólares para financiar el acuerdo?

media
Manifestantes lanzan un globo antes del inicio de la Conferencia de París sobre el Clima, en 2015. REUTERS/Alessandro Bianchi

Esta semana en la capital francesa se reúnen empresas e instituciones financieras públicas y privadas para encontrar una respuesta a una de las preguntas centrales del acuerdo climático de París: ¿Cómo obtener los 100 mil millones de dólares para ayudar a los países en vías de desarrollo para llevar a cabo una transición ecológica.


 

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara que su país se retiraba del Acuerdo Climático firmada en París en 2015, el gobierno francés llamó a una reunión para discutir el financiamiento del acuerdo. La cumbre, que se celebra en la capital francesa el martes 12 de diciembre, fue coorganizada con las Naciones Unidas y el Banco Mundial.

Los países del mundo, luego de años de negociaciones, lograron acordar reducir el calentamiento climático. Ahora hay que ver cómo financiarlo. Desde el 2015 una quincena de aseguradores retiraron fondos por un total de 20 mil millones de dólares de actividades relacionadas con el carbón, una de las industrias más contaminantes que afectan el cambio climático.

Las aseguradoras tienen un interés en limitar los efectos del cambio climático. Solo en 2017 los incendios y los huracanes causaron una factura de 95 mil millones de dólares a estas empresas globales.

Las compañías francesas están entre las principales emisoras de “obligaciones verdes” para financiar sus inversiones responsables.

La pregunta ahora es ¿cómo lograr que los miles de millones de dólares que circulan alrededor del mundo brinden ingresos? Cuatro ministros franceses relanzaron la idea de imponer un impuesto a las transacciones financieras al nivel europeo para poder alcanzar los objetivos más rápido.

Las ONG defienden este impuesto que si es aplicado a los 10 Estados europeos que apoyan esta medida daría alrededor de 20 mil millones de dólares por año.