rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Mundo ciencia
rss itunes

Plantas de la Antártica que producen sus propios filtros solares

Por Ivonne Sánchez

Dos plantas de la Antártica que saben cómo protegerse de los rayos ultravioletas. Un equipo de investigadores de la Universidad de Santiago en Chile ha estudiado dos especies y ha descubierto que estas plantas contienen moléculas que funcionan como protectores solares. Una futura pista para obtener filtros solares naturales y menos tóxicos para la piel humana.

Las investigaciones llevadas a cabo en el Laboratorio de Fisiología y Biotecnología Vegetal de la Universidad de Santiago de Chile se centran en dos plantas, la Deschampsia antarctica y la Colobanthus quitensis.

En realidad, solamente existen dos especies de plantas vasculares fanerógamas (que producen semillas) en la Antártida, el clavelito antártico (Colobanthus quitensis) y el pasto antártico (Deschampsia antártica).

Colobanthus quitensis, una de las dos plantas con flor presentes en la Antártica. INACH

En condiciones favorables, la primera puede observarse provista de numerosas flores blancas de reducido tamaño.

Ambas son pequeñas y se desarrollan en las zonas más protegidas, entre las comunidades de musgos.

Deschampsia antarctica, comunmente conocida como pasto antártico. Lomvi2 / commons Wikimedia

Pero lo interesante de estas dos plantas es que  se han adaptado al medio extremo de la Antártica y producen sus propios filtros solares para protegerse del sol.

El equipo de científicos, liderado por el Dr. Gustavo Zúñiga, ha logrado cultivar estas dos plantas in vitro y conocer e identificar parte del mecanismo que usan para protegerse en su hábitat natural extremo.

Los científicos han descubierto que las dos plantas contienen moléculas que permiten protegerlas de los rayos ultravioletas.

Las propiedades de estas plantas abren perspectivas futuras para protegerse del sol de manera menos tóxica que los filtros utilizados actualmente.

Entrevistado: Gustavo Zúñiga, decano de la Facultad de Química y Biología de la Universidad de Santiago de Chile, especialista en la fisiología y la biotecnología de plantas.

El jarabe para la tos podría servir para tratar los casos de ictus isquémico