rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Ecología Medio ambiente

Publicado el • Modificado el

La desaparición de la vida salvaje se acelera

media
Una jirafa en Nairobi, Kenia. Wikipédia

La sexta extinción masiva en la Tierra es más rápida de lo anunciado y se traduce por un “aniquilamiento biológico” de la vida salvaje, en particular entre los vertebrados, de acuerdo con un estudio.


Más del 30% de las especies vertebradas están en declive, a la vez en términos de población como de distribución geográfica, indica un estudio publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

“Se trata de una aniquilación biológica que tiene lugar a nivel global, incluso si las especies a las que pertenecen estas poblaciones siguen existiendo en algún lugar de la Tierra”, afirma uno de los autores del estudio, Rodolfo Dirzo, profesor de biología de la Universidad de Stanford.

Los investigadores han establecido el mapa con la distribución geográfica de 27.600 especies de pájaros, anfibios, mamíferos y reptiles, una muestra que representa cerca de la mitad de los vertebrados terrestres conocidos. Analizaron el descenso de la población en muestras de 177 especies de mamíferos de 1900 a 2015.

De estos 177 mamíferos, todos han perdido al menos 30% de sus áreas geográficas y más del 40% perdieron más del 80%.

Los mamíferos del sur de Asia y del sudeste se encuentran particularmente afectados: todas las especies de grandes mamíferos analizadas perdieron el 80% de su área geográfica, indican los investigadores en un comunicado.

Cerca del 40% de los mamíferos –entre ellos rinocerontes, orangutanes, gorilas y muchos de los grandes felinos- sobreviven ahora en 20% o menos del territorio en el que solían morar.

El declive de los animales salvaje obedece principalmente a la desaparición de su hábitat, un consumo desmedido de los recursos naturales, la contaminación, así como el desarrollo de especies invasivas y de las enfermedades. En este sentido, el cambio climático podría contribuir cada vez más.

Este movimiento se ha acelerado recientemente.

“Muchas especies de animales que estaban relativamente seguras hace diez o veinte años”, como los leones y las jirafas, “están ahora en peligro”, afirma este estudio.

Esta “pérdida masiva” en términos de poblaciones y de especies “es un preludio a la desaparición de numerosas especies y al declive de ecosistemas que hacen que la civilización sea posible”, advierte el principal autor del estudio, Gerardo Ceballos, de la Universidad Autónoma de México.

Los investigadores llaman a actuar contra las causas del retroceso de la vida salvaje, sobre todo la superpoblación y el consumo sin frenos.

Con AFP.-