rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Fukushima: 8 años después, los japoneses siguen viviendo con temor

Por Melissa Barra

El lunes 11 de marzo, Japón conmemoró la tragedia de Fukushima. En 2011, un tsunami de hasta 30 metros de alto mató a 18.500 personas y desencadenó un accidente nuclear inédito en el país. Ocho años después, los japoneses siguen en alerta.

"Desde la catástrofe de Fukushima, en mi casa siempre hay agua y comida para poder sobrevivir una semana, en caso de otro sismo", cuenta a RFI un habitante de Tokio. "También hice obras en mi casa para volverla más sólida y resistente", añade. Por otro lado, las suscripciones a pólizas de seguros contra catástrofes sísmicas se han disparado en los últimos años, destaca Bruno Duval, corresponsal de RFI en Japón. 

"En esta cartera guardo pilas, una radio y una linterna de bolsillo", explica una madre de familia que vive en la capital: "Por si me toca evacuar en urgencia." Uno de los temores que más pesan en el archipiélago, es lo que en Japón llaman

The Big One: un terremoto tan potente que destruiría toda la costa este. Según expertos, hay un 80% de probabilidad que ocurra en los próximos 30 años.

Eduardo Rodríguez Farré, profesor del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona y autor del libro Crítica de la (sin) razón nuclear. Fukushima, un Chernóbil a cámara lenta, explica que el riesgo es permanente "dado que todas las centrales están en la costa, en una área muy pequeña, con alta sismisidad".

El gobierno de Japón asegura hoy en día que ya es seguro volver a las zonas afectadas por la catástrofe nuclear y que los desplazados pueden volver "a vivir una vida normal".  Para Jordi Juste, periodista español especializado en temas japoneses, estas declaraciones son ilusorias porque "la falta de información por parte de la compañía y por parte de las autoridades se traduce en una desconfianza" por parte de la población. Esto resulta en que "se ha vuelto muy difícil para el gobierno conservador volver a abrir las centrales nucleares", afirma el periodista.

Cáncer de tiróides

Más allá del miedo histórico que acecha a los japoneses desde los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki  en 1945, aparecen ahora las consecuencias visibles del accidente de Fukushima. Es un tema de salud pública, explica Eduardo Rodríguez Farré, "porque los estudios que se han efectuado en niños y adolescentes muestran que desde 2015 se está más que duplicando el cáncer de tiróides". La siguiente etapa, dice el experto en biomedicina, es que se detecten efectos como la leucemia, como ocurrió en Chernóbil.

Hasta ahora Japón ha reconocido una sola muerte causada por los efectos de la radiación. Pero expertos estiman que han habido unas 1.900 muertes en total.

Entrevistados: Eduardo Rodríguez Farré, profesor del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona y autor del libro Crítica de la (sin) razón nuclear. Fukushima, un Chernóbil a cámara lenta, y el periodista especialista de Japón, Jordi Juste

‘Escalar el Everest se volvió un paseo turístico’, dice Juan Pablo Mohr

El auge de los Verdes alemanes, ¿puede ocupar el lugar de la socialdemocracia?

Un centenar de médicos denuncian el “registro” de Chalecos Amarillos en los hospitales

Irán, el embargo estadounidense sobre el petróleo aumenta la presión sobre el gobierno

Entre corrupción y desigualdad, desafíos de Sudáfrica a 25 años del Apartheid