rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

China Taiwán Xi Jinping

Publicado el • Modificado el

Pekín no descarta usar la fuerza para recuperar Taiwán

media
El presidente chino Xi Jinping durante su discurso en Pekín,2 de enero de 2018. REUTERS/Mark Schiefelbein/Pool

El presidente chino, Xi Jinping, subió el tono contra las aspiraciones independentistas de la isla. Las amenazas pronunciadas este miércoles en el Palacio del Pueblo de Pekín cristalizan la tensión con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, que desde que llegó al poder en 2016 se niega a reconocer la unidad de la isla con la China continental.


"No nos comprometemos a renunciar al uso de la fuerza y preservamos nuestro derecho de tomar todas las medidas necesarias contra la injerencia exterior y contra los separatistas” amenazó el número uno chino, que además es el jefe de las fuerzas armadas, prometiendo que la isla será reintegrada a China.

Los dos territorios están gobernados de forma separada desde 1949, tras el final de la guerra civil china y la toma de poder de los comunistas en el continente.

Pero Pekín considera a Taiwán como una provincia más, además se opone a la actual presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen que desde que llegó al poder en 2016, no se ha plegado a reconocer la unidad de principio de la isla y del continente: "un país, dos sistemas" como pasó con Hong Kong.

Incluso algunos miembros del partido de Tsai Ing-wen, el Partido Democrático Progresista (PDP), defienden la independencia formal de la isla, ex colonia portuguesa, que sobre el papel se llama República de China y que muchos aún conocen con el nombre luso de Formosa.

El mes de octubre pasado, varios miles de manifestantes independentistas salieron a las calles de la capital, Taipei, para protestar por el “acoso” de Pekín y llamaron a que se celebre un referendo de independencia.

Por su parte, Tsai Ing-wen denunció la actitud de China durante las elecciones municipales de noviembre en las que su partido, el PDP, favorable a la indepednencia, perdió de forma estrepitosa. Durante su discurso de Año Nuevo, la presidenta llamó a un diálogo pacífico y a respetar los valores democráticos de la isla. (con AFP)