rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Detenido en Alemania sospechoso bosnio de los atentados de París de noviembre 2015 (policía).

Bangladesh

Publicado el • Modificado el

Bangladés despliega a 600.000 policías en las elecciones de este domingo

media
Militantes de la oposición manifestándose en Daca el pasado 27 de diciembre AFP

Bangladés celebrará mañana elecciones generales entre las denuncias de violencia y arrestos masivos por parte de la oposición, las llamadas a la calma de la comunidad internacional y un importante despliegue de las fuerzas de seguridad en todo el país.


Bangladés desplegó el sábado a 600.000 miembros de la policía, del ejército y de otras fuerzas de seguridad para las elecciones del domingo, que estuvieron precedidas por detenciones masivas y enfrentamientos sangrientos. "Garantizamos el nivel de seguridad más alto en función de la capacidad del país", declaró a la AFP un responsable de la comisión electoral, Rafiqul Islam.

Unos 104 millones de bangladesíes, de los cerca de 164 millones de personas con las que cuenta la nación asiática, están llamados a votar para elegir quién gobernará el país durante los próximos cinco años.

Según las encuestas, las legislativas darán a la primera ministra Sheikh Hasina un cuarto mandato. Algo inédito desde la independencia en 1971. Dieciséis organizaciones internacionales defensoras de derechos humanos denunciaron el sábado, en un comunicado conjunto, medidas represivas que "comprometen la integridad" del voto.

El regulador de las telecomunicaciones ordenó a los operadores móviles del país cortar las redes 3G y 4G hasta el domingo a medianoche, para "evitar que se propaguen rumores", indicó un portavoz. El tráfico vial y los transportes en común serán limitados el domingo por razones de seguridad y para facilitar las operaciones de voto, según Islam.
   

Deriva autoritaria
   

La comunidad internacional ha expresado su preocupación por la deriva autoritaria del gobierno de Hasina en los últimos años. En este país pobre del sur de Asia de 165 millones de habitantes, la campaña electoral estuvo marcada por una gran violencia.

Trece personas murieron y otras miles resultaron heridas durante enfrentamientos entre los partidarios de Hasina y los del opositor Partido Nacionalista de Bangladés (BNP).  El BNP, que boicoteó los anteriores sufragios en 2014, acusó a los miembros del partido en el poder, la Liga Awami, de haber agredido a sus militantes, de los cuales 12.000 resultaron heridos, para desalentar la votación. La Liga Awami rechaza esta acusación

La rival de Hasina, Jaleda Zia, está enferma y encarcelada por corrupción -sus partidarios dicen que su prisión está "políticamente motivada"-, por lo que no puede presentarse, aunque su familia sigue controlando el BNP, que denuncia la detención de 14.000 militantes desde el anuncio el 8 de noviembre de la fecha de los comicios.

Hasina, de 71 años, y Zia, de 73, se han sucedido una a la otra en el poder desde los años 1990.  Las dos mujeres enemigas son parientes de figuras de la independencia de Bangladés, en 1971, y forman parte de la aristocracia política de este país. Sheikh Hasina es hija del padre fundador de la nación, Sheikh Mujibur Rahman, y Jaleda Zia es viuda del presidente Ziaur Rahman. Ambos murieron asesinados.