rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

China Violencia Niños

Publicado el • Modificado el

Una mujer ataca a 14 niños con un cuchillo en una escuela china

media
Policías en la entrada de la escuela, este 26 de octubre de 2018 en Chongqing. REUTERS/Stringer

Una mujer de 39 años ha atacado y herido con un cuchillo a 14 niños en un preescolar chino en la provincia de Sichuan, en el suroeste del país. Los estudiantes estaban regresando a sus aulas después de los ejercicios matutinos cuando la agresora les atacó, según informó la oficina de seguridad de la ciudad de Chongqing. Fue identificada sólo por su apellido, Liu, y arrestada en el lugar del incidente.


No se conoce la razón del ataque, aunque en las redes sociales ya han empezado las especulaciones que hablan principalmente de una acción contra el Gobierno. En las redes también están circulando unos videos que muestran a los niños con la ropa mojada de sangre y algunos con heridas en la cara mientras son evacuados para que reciban asistencia médica.

La policía ha negado la información difundida por unos medios de comunicación que informaban sobre la muerte de dos niños, y ha instado a no difundir “rumores” por las redes. Las autoridades no han divulgado ningún comentario sobre los supuestos motivos del ataque.

Los crímenes violentos son bastante raros en China, aunque en los últimos años hubo varios ataques con cuchillo en escuelas o jardines de infancia. Algunos de estos incidentes acabaron con muertos. En abril pasado, un hombre de 28 años mató a nueve estudiantes de secundaria que estaban regresando a sus casas, en unos de los ataques con cuchillo más mortífero de la historia reciente de China. El asesino, que contó haber sido víctima de intimidaciones cuando era niño y frecuentaba la escuela, fue ejecutado en septiembre.

En enero del año pasado, un hombre hirió a 11 niños en un preescolar de la región autónoma de Guangxi Zhuang, mientras en junio un hombre mató a dos estudiantes fuera de una escuela de Shanghái. Las autoridades dijeron que el atacante no tenía trabajo y por lo tanto estaba buscando vengarse de la sociedad.

Estos ataques contra las escuelas son habitualmente llevados a cabo con cuchillos de cocina, debido a la severísima ley sobre el control de armas, y han obligado a las autoridades a reforzar la seguridad en colegios e institutos.

La violencia ha aumentado en las últimas décadas, a medida que la economía china va creciendo y la brecha entre ricos y pobres sigue ampliándose rápidamente. Los actos violentos suelen ser asociados a personas con trastornos mentales, que unos estudios han relacionado con el estrés de un ritmo de vida que se ha vuelto mucho más rápido, y con un deterioro de los sistemas de apoyo.