rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

China Espacio

Publicado el • Modificado el

China quiere conquistar el espacio a toda potencia

media
Estados Unidos teme el poder creciente de China en el espacio. CC 0 Pixabay/qimono

El programa espacial de China avanza a pasos de gigante, tanto que Estados Unidos teme el poder creciente del país asiático en este ámbito. Pekín invierte cada vez más y prevé en los próximos años explorar el lado oscuro de la Luna, llegar a Marte y poner en órbita un satélite que reflejará la luz del sol para iluminar una ciudad.

Por Olatz Urkia, nuestra corresponsal en Pekín.


China enviará al espacio un satélite de iluminación para sustituir la luz de las farolas de una zona de Chengdu, en el suroeste del país.

Una luna artificial para iluminar una ciudad

Si todo avanza según lo esperado, este instrumento iluminará un área de 10 a 80 kilómetros de la ciudad de Chengdu. El objetivo: remplazar las luces de la calle de esta ciudad: el satélite complementará la luz de la luna con una iluminación ocho veces superior a la del satélite natural.

Basado en la idea de un artista francés que imaginó colocar una línea de espejos sobre la Tierra para reflejar la luz del sol en París durante todo el año, este proyecto ya está en marcha. Según la Corporación de la Ciencia y la Tecnología Aeroespacial de China, el diseño del artefacto de iluminación empezó hace años, pero es ahora cuando el avance de la tecnología permite ya afirmar que ocurrirá en el año 2020.

Luna. Flickr/isa

Una medida que parece sacada de una película de ciencia ficción y que ha preocupado a los habitantes de Chengdu. Algunas personas ya se están preguntando sobre los efectos negativos que pueden tener las luces reflejadas desde el espacio en la rutina diaria de algunos animales. De todas formas, representantes de este proyecto aseguran que la luz del satélite será similar a la del resplandor del atardecer, por lo que no afectará la fauna.

Esta “luna artificial” es un ejemplo más de que China no quiere ya solamente explorar el espacio, si no explorar otras opciones que ninguna nación ha planteado todavía.

La carrera espacial china: una ambición que preocupa a Estados Unidos

La potencia asiática llegó tarde a la carrera espacial: no envió su primer satélite al espacio hasta 1970, un año más tarde que Estados Unidos enviara al primer hombre a la Luna. De todas formas, mientras que la NASA ha sufrido la falta de inversiones en las últimas décadas, China al contrario, ha inyectado miles de millones de dólares en investigación y está ya cerca de convertirse en líder del espacio.

Por ahora se centran en misiones robóticas al satélite natural de la Tierra. Se espera que a finales de este año China se convierta en la primera nación en explorar el lado oscuro de la Luna, y ya están preparando el terreno de este ambicioso proyecto: en mayo de 2018 lanzaron la nave Queqiao que servirá como satélite retransmisor para la próxima sonda lunar Change 4 (al ser la cara oculta de la Luna imposible de ver desde la Tierra, la comunicación con Change 4 no sería posible sin un satélite como Queqiao).

El planeta Marte. Getty Images

En cuanto al planeta rojo, Beijing afirmó hace dos años que busca lanzar su primera sonda a Marte hacia el año 2020 para comenzar una ronda de exploraciones, a la que seguirá una segunda misión de recolección de muestras del planeta desconocido. Además China planea también tener una estación espacial permanente totalmente operativa para el año 2022.

Estados Unidos teme el poder creciente de China en el espacio. Donald Trump planteó este año la creación de una Fuerza Espacial, que sería la sexta rama del Ejército estadounidense, para contener a Moscú y Beijing y seguir dominando el espacio. El gobierno chino por su parte criticó la intención del presidente estadounidense de militarizar el espacio; insiste en que su avance en el espacio sólo tiene fines pacíficos.