rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Terremoto Indonesia Niños

Publicado el • Modificado el

Sismo en Indonesia: los niños son las víctimas más vulnerables

media
Afectados recuperan sus objetos en medio de las casas destruidas por el sismo y el tsunami. REUTERS/Beawiharta

En Indonesia, los habitantes de los lugares más aislados y afectados por el sismo y el tsunami viven con enfado e indignacion la escasa llegada de la ayuda humanitaria. Entre el caos generalizado, los niños son las víctimas más vulnerables. Según la ONG "Save the Children", muchos duermen en la calle en la ciudad de Palu, sin noticias de donde está su familia. 
 


Al menos 600.000 niños se han visto afectados por el desastre, estima "Save the Children", esta ONG alertó sobre la grave situación en que se encuentran huérfanos o niños separados de sus familias.

Muchos de ellos están conmocionados, traumatizados, solos y aterrorizados.

Hay escombros y basura en todas partes y es difícil para las familias mantener estándares de higiene, sin mencionar el acceso a alimentos y agua potable para niños y bebés.

“Es difícil imaginar una situación más aterradora para un niño”, sostiene un responsable de la organización presente en Palu.

En esa ciudad numerosos niños están durmiendo en la calle. Es urgente identificarlos y reunirlos con sus padres, advirtió también la organización.

También hay miles de familias viviendo en albergues improvisados ​​y en centros de evacuación abarrotados.

Los niños de las poblaciones afectadas por el terremoto y el tsunami de Indonesia se enfrentan además al riesgo de brotes de enfermedades.

Entre otras la diarrea, como suele ocurrir después de una crisis humanitaria como esta, donde la magnitud del daño es tan grave.

Según el último balance de las autoridades, 1.411 personas murieron y más de 2.500 resultaron heridas en el terremoto seguido por un tsunami.

Todavía es muy difícil hacer llegar provisiones a los sobrevivientes, los cuales sufren de hambre y sed.

Las autoridades se dieron como plazo hasta el viernes para tratar de encontrar sobrevivientes en los escombros.