rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Catástrofes naturales Indonesia

Publicado el • Modificado el

Indonesia: nuevo balance, 832 muertes por tsunami y terremoto

media
Vista aérea de Palu, después del tsunami. Antara Foto/Muhammad Adimaja/via REUTERS

En Indonesia, el balance de muertos por el terremoto seguido del tsunami del viernes 28 de septiembre es ahora de 832 fallecidos y puede seguir subiendo, indicaron fuentes oficiales. La mayoría de muertes se produjeron en Palu, ciudad de 350.000 personas y la más afectada por el tsunami.


El balance de fallecidos en el seísmo y el tsunami que golpearon el viernes la isla indonesia de Célebes (Sulawesi) ascendió a 832 personas este domingo, después de que los servicios de rescate encontraran a nuevas víctimas entre los escombros de la ciudad devastada de Palu.

"Es muy duro", dice Risa Kusuma, una madre de 35 años que mece a su niño febril en un centro para refugiados de Palu. "La ambulancia trae nuevos cadáveres cada minuto", "no hay mucha agua y se saquean las tiendas en todas partes".

La mayoría de las víctimas se registraron en Palu, ciudad de 350.000 habitantes en la costa occidental de la isla de Célebes. Pero las autoridades y las ONGs se preocupan también por la situación en la región de Donggala, más al norte.

Sobrevivientes del seismo y del tsunami cerca del aeropuerto de Palu, el 29 de septiembre 2018. Antara Foto/Rolex Malaha via REUTERS

Los hospitales no daban abasto con la llegada de numerosas víctimas, y muchos heridos tenían que ser atendidos al aire libre. Algunos establecimientos quedaron además deteriorados a raíz del seísmo.

El vicepresidente indonesio, Jusuf Kalla, teme que haya miles de muertos, basándose en los balances de anteriores catástrofes en el país.

Superviviente entre los escombros

Los socorristas buscaban supervivientes entre los escombros de un hotel, que podía albergar a un máximo de 150 personas, y un centro comercial que se derrumbó con el sismo.

"Hemos logrado sacar a una mujer viva del hotel Roa-Roa la noche pasada", indicó a la AFP Muhamad Syaugi, el jefe de los servicios de emergencia. "Y hemos oído a gente que pedía ayuda".

La agencia indonesia de gestión de desastres también estaba preocupada por la suerte de cientos de personas que preparaban un festival en una playa de Palu el viernes por la noche, antes del tsunami.

El presidente indonesio, Joko Widodo, que tiene previsto acudir a Palu, indicó que el ejército se iba a movilizar para ayudar en la búsqueda de supervivientes. Y aviones cargados de material y de comida aterrizaron en el aeropuerto de la ciudad.

El temblor y el paso de la ola del tsunami destrozó un puente en Palu, (Sulawesi), Indonesia. Antara Foto/Muhammad Adimaja/REUTERS

El seísmo y la ola gigantesca que rompió contra la costa dejaron en Palu coches destrozados, edificios en ruinas, árboles arrancados y postes eléctricos caídos.

Encontrar comida y un refugio

Muchos habitantes de la ciudad durmieron en campos de fútbol o en refugios improvisados, construidos con bambú, por temor a las réplicas del terremoto.

Tras la catástrofe, la gente buscaba sobre todo comida y un lugar donde cobijarse. Numerosas personas formaban largas filas de espera para obtener agua potable o fideos instantáneos.

El seísmo de magnitud 7,5 que sacudió la isla de Célebes justo antes de las 11H00 GMT del viernes 28 de septiembre (5 de la tarde hora local) provocó un tsunami poco después en la costa cercana a Palu.

Indonesia, un archipiélago de 17.000 islas e islotes que se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, es uno de los países del mundo más propensos a sufrir desastres naturales.

El 26 de diciembre de 2004, Indonesia sufrió una serie de devastadores sismos, uno de ellos de magnitud 9,1 en la isla de Sumatra. Ese temblor provocó un gran tsunami que causó la muerte de 220.000 personas en la región, 168.000 de ellas en Indonesia.

(Con la AFP)