rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Niños Tailandia

Publicado el • Modificado el

Continúa la búsqueda de 12 niños y su profesor, atrapados en una cueva tailandesa

media
Soldados y socorristas trabajan arduamente en la cueva Tham Luang para encontrar a los 12 niños y a su profesor. Tailandia, 1 de julio de 2018. ® REUTERS/Soe Zeya Tun TPX IMAGES OF THE DAY

La búsqueda de 12 niños y su entrenador de fútbol atrapados en una cueva inundada en el norte de Tailandia proseguía este domingo con mejores condiciones climáticas, tras varios días de lluvias torrenciales.

 


Los adolescentes de entre 11 y 16 años y su entrenador adjunto llevan ocho días en la cueva de Tham Luang, en la frontera con Birmania y Laos, donde entraron el 23 de julio después de su entrenamiento, sin poder salir por culpa de las lluvias monzónicas.

Los socorristas intentaban este domingo avanzar en la cueva, una de las mayores de Tailandia, con una red de más de 10 kilómetros.

A pesar de sus esfuerzos tenaces y de la ayuda extranjera, el equipo de rescate no logró por el momento establecer ningún contacto con el grupo de desaparecidos. La lluvia complicó la búsqueda, ya que las vías de acceso quedaron bloqueadas por la subida del nivel del agua en la cueva.

Pero las condiciones meteorológicas mejoraron en las últimas horas, y los socorristas esperaban poder adentrarse más en esa gruta muy apreciada por los espeleólogos más veteranos.

"Estoy feliz, más de lo que he estado en mucho tiempo. Hay muchas buenas señales", declaró a la AFP Nopparat Khanthavong, de 37 años, el entrenador principal de "Los Jabalíes", el equipo de fútbol de los chicos.

"La lluvia dejó de caer y los equipos encontraron tal vez la forma de desviar las llegadas de agua", lo cual impediría que la cueva se inundara más, explicó. "Las familias se sienten mucho mejor así".

El sábado los buzos de la marina tailandesa lograron acercarse a la zona donde se cree que los niños se refugiaron.

- Un millar de socorristas -

Varios buzos pidieron donaciones para tener más botellas de oxígeno con el fin de agilizar las operaciones de rescate.

La situación de los niños y su entrenador mantiene a Tailandia en vilo y ha copado las portadas de los medios de comunicación.

Equipos de expertos procedentes de Australia, Reino Unido, Japón y China, así como una treintena de soldados estadounidenses, llegaron a esta remota zona montañosa para ayudar a los socorristas tailandeses movilizados.

Delante de la entrada principal de la cueva, otros miembros del equipo de rescate intentaban acceder al lugar a través de dos pozos verticales tras haber llevado a cabo ejercicios de evacuación.

Se instalaron asimismo unas bombas de extracción en un pueblo cercano a la zona con el fin de facilitar la labor de los socorristas.

Según las autoridades, los niños conocían bien la cueva de Tham Luang, lo cual hace pensar que tal vez encontraron un lugar en el que refugiarse.

Si los niños consiguen beber agua en la gruta inundada, pueden aguantar varias semanas sin comer, subrayó Anmar Mirza, un experto estadounidense en operaciones de salvamento subterráneo. Chicos atléticos y con buena salud pueden "fácilmente aguantar un mes", añadió.

Los socorristas vieron hace unos días huellas de manos y de pies en partes de la cueva.

Con la AFP