rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Fallece la cantante Aretha Franklin a los 76 años de edad

Estados Unidos Corea del Norte Singapur

Publicado el • Modificado el

Singapur, un teatro propicio para el encuentro entre Trump y Kim Jong-un

media
La ciudad Estado de Singapur. Pixabay/Inkie

El presidente de Estados Unidos este jueves que su histórico encuentro con el líder de Corea del Norte, será el 12 de junio en Singapur, un terreno neutral que funciona como puente entre Asia y Occidente.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló este jueves que su histórico encuentro con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, será el 12 de junio en Singapur, donde abordarán la crucial "desnuclearización" norcoreana.

¿Por qué Singapur? Uno de los principales atractivos de esta ciudad-Estado es su localización, que le permitirá al líder norcoreano viajar con su propio avión. Además, Singapur mantiene relaciones diplomáticas con el hermético régimen, disponiendo de una embajada en el lugar. El escenario cuenta con el visto bueno de China, aliado mayor de Corea del Norte. Singapur suele funcionar como un puente entre Washington y Pekín.

Del otro lado, Estados Unidos también tiene una relación sólida con Singapur: la armada estadounidense posee navíos de guerra en la base naval de Changi, en el extremo sur.

La isla tiene además experiencia en la organización de cumbres de importancia: es el lugar que había elegido en 2015 el presidente chino Xi Jinping y para su encuentro histórico con el entonces presidente taiwanés Ma Ying Jeou un hecho inédito en 60 años.

"Como es un país neutral y objetivo, con unos principios coherentes y admirados en materia de política extranjera, así como un pequeño Estado con ninguna intención ni capacidad de dañar a otros Estados y sus intereses, Singapur cumple con los requisitos", asegura Lim Tai Wei, investigador adjunto en el Instituto de Asia Oriental de la Universidad Nacional de Singapur.

Otro de los aspectos que merecen ser señalados es que las restricciones a la libertad de prensa y a las manifestaciones crean un ambiente bajo control que puede tranquilizar a Kim Jong-un.