rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Armenia Elecciones

Publicado el • Modificado el

Nikol Pashinián, de periodista a primer ministro de Armenia

media
Nikol Pachinián saluda a sus seguidores en la Plaza de la República en à Ereván, el 8 de mayo de 2018. Sergei GAPON / AFP

El diputado Nikol Pashinián, de 42 años, un experiodista y veterano opositor, se convirtió este martes en el nuevo primer ministro de Armenia, después de haber dirigido manifestaciones antigubernamentales durante una veintena de días.


Después de un primer fracaso, el 1 de mayo, Nikol Pashinián consiguió reunir este martes en el Parlamento los votos necesario para ser elegido jefe del Gobierno.

Desde el 13 de abril se impuso como el líder indiscutible de las protestas antigubernamentales que llevaron a la dimisión el 23 de abril de Serzh Sargsián, elegido primer ministro seis días antes, después de ser el jefe del Estado durante los últimos diez años.

Hace pocas semanas, nadie hubiera apostado a que fuera capaz de convocar a decenas de miles de armenios a las calles.

Vestido a menudo con una camiseta de colo caqui y una gorra negra, conocido por su franqueza, Pashinián recordó que "no era un recién llegado en la política armenia", en unas declaraciones a la AFP.

Ya participó en las protestas en 2008 contra la victoria de Serzh Sargsián en las elecciones presidenciales. Para muchos armenios su nombre se asocia con el trágico recuerdo de la muerte de 10 personas, cuando el movimiento de protestas viró en disturbios y peleas con la policía.

Tras la represión de la manifestación, se escondió durante varios meses antes de presentarse ante la policía en 2009. Condenado a siete años de prisión en enero de 2010, fue liberado en 2011 por una amnistía.

Brillante orador y famoso por formular en el Parlamento preguntas embarazosas, Pashinián se convirtió rápidamente en el opositor más eficaz de Serzh Sargsián desde que en 2017 hizo su entrada el partido que fundó, Contrato Civil.

- "Proarmenio" -

"Los primeros ministros vendrán y se irán (...) pero ahora saben que si sobrepasan los límites el pueblo dirá: 'Somos los dueños de nuestro país'", dijo durante una manifestación de sus simpatizantes en Ereván.

"Nikol Pashinián cambió la metodología: ha hecho a la sociedad un actor del proceso, le ha dado influencia a la gente, ha dicho: debéis hacer las cosas por vuestra cuenta", opina el politólogo Hakob Badalian, preguntado por la AFP.

"Para mi estaba claro que el pueblo armenio esperaba el momento adecuado para expresarse", declaró a la AFP Pashinián. "Creo que el pueblo ha tomado el control de la situación", añadió.

Tras cerca de tres semanas de manifestaciones, el opositor recorrió Armenia, deteniéndose en ciudades y pueblos donde era acogido como un héroe, prometiendo la "victoria del pueblo" y de su "revolución de terciopelo".

Durante la campaña de las últimas elecciones legislativas, Pashinián ya había seducido por su simplicidad, multiplicando los mítines improvisados en patios traseros o en tejados de garajes.

Estas acciones han dado a este padre de cuatro hijos una parte de su popularidad, especialmente entre los jóvenes que crecieron después de la caída de la Unión Soviética y la independencia del país en 1991.

"Soy proarmenio (...) Ser un político en Armenia para mi significa ser proarmenio", reiteró a principios de mayo.

Pashinián se encargó de cuidar al aliado tradicional que es Rusia y recalcó que la alianza con Moscú permanecería con él como un eje esencial de la política armenia.