rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Australia Iglesia catolicismo

Publicado el • Modificado el

Australia: audiencia determinará posible juicio del número tres del Vaticano

media
George Pell en una audiencia anterior el pasado mes de julio en Melborune . Mal Fairclough / AFP

El cardenal australiano George Pell, jefe de las finanzas del Vaticano, compareció en un vista sumaria en un tribunal en la ciudad australiana de Melbourne, que determinará si se le abre un juicio formal por presunta pederastia. El proceso sumario por múltiples acusaciones durará unas cuatro semanas y abarcará los testimonios de medio centenar de querellantes y testigos.


El cardenal George Pell, número tres del Vaticano y uno de los consejeros más próximos al Papa, enfrenta desde este lunes una audiencia crucial ante la justicia australiana que debe determinar si irá a juicio por pederastia. El prelado de 76 años, exarzobispo de Sidney y Melbourne, es el clérigo católico de más alto rango en ser acusado de este tipo de delitos, que él siempre ha negado, mostrándose dispuesto a colaborar para limpiar su honor. 

Pell se encuentra en una excedencia de su cargo como jefe de Finanzas del Vaticano para enfrentar su defensa sobre los cargos que, según ha trascendido, remiten a hechos que ocurrieron hace muchos años.

El viernes pasado, la Fiscalía retiró una de las acusaciones debido a que la presunta víctima había fallecido, pero se desconoce el número y la naturaleza de las acusaciones debido a restricciones legales.

En las vistas, uno de sus abogados, el letrado Robert Richter, reiteró la inocencia de Pell de "todos los cargos" y aseguró que intentará "demostrar que lo que se presume es imposible".

Investigaciones previas

El proceso contra Pell comenzó después de que éste compareciera en tres ocasiones como testigo, una de ellas por videoconferencia desde Roma, ante la Comisión Real que investigó la respuesta de las instituciones australianas a los abusos sexuales de menores en su seno.

Tras cinco años de investigaciones, la Comisión determinó que la pederastia en el seno de las instituciones australianas constituían una "tragedia nacional" y recomendó que el celibato sea voluntario dentro de la Iglesia católica.

Según la Comisión, la Iglesia católica australiana recibió quejas de 4.500 personas por presuntos abusos a menores cometidos por unos 1.880 miembros de esta institución, sobre todo por parte de sacerdotes entre los años 1980 y 2015, aunque algunos casos se remontan a la década de 1920. Sin embargo, la Comisión no investigó los presuntos casos de pederastia de Pell.

 

(Con agencias)