rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Publicado el • Modificado el

Apertura de los Juegos Olímpicos: dos Coreas, una sola bandera

media
Los atletas Hwang Chung Gum y Won Yunjong desfilaron con una bandera unificadora con el mapa de la península coreana, durante la apertura de los Juegos de Invierno. REUTERS/Eric Gaillard

Así fue la ceremonia de inauguración de los Juegos de Invierno de Pyeongchang, en la cual Corea del Sur y su vecino del norte se aliaron para lanzar un mensaje esperanzador desfilando juntos.


Todo empezó cuando el presidente surcoreano se acercó al lugar donde estaba la delegación norcoreana y estrechó la mano de Kim Yo-jong, hermana del gobernante de Corea del Norte y primer miembro de la dinastía comunista en viajar a Corea del Sur. 

Luego, los casi 150 deportistas de ambos países, 22 de ellos de Corea del Norte, dieron la vuelta al estadio detrás de una bandera unificadora con el mapa de la península en azul sobre fondo blanco.

Durante toda la ceremonia hubo constantes guiños a la paz, como el tema 'Imagine' de John Lennon, una oda a la convivencia, cantada por cuatro conocidos cantantes surcoreanos.

"Declaro inaugurados los Juegos Olímpicos de Pyeongchang", dijo Moon Jae-in, el presidente surcoreano, desde la tribuna. 

Dos jugadoras de hockey del equipo unificado -Jong Su Hyon por el Norte y Park Jong-ah por el Sur-  ascendieron por unas escaleras antes de ceder la antorcha a la campeona olímpica de 2010 de patinaje artístico Kim Yu-na, última relevista.

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) aplaudió los gestos de las dos Coreas en la ceremonia y durante los Juegos. "Ustedes nos inspiran a todos nosotros a vivir juntos en paz y armonía pese a todas nuestras diferencias. Ustedes nos inspirarán compitiendo por el más alto honor en el espíritu olímpico de la excelencia, respeto y fair play", dijo el alemán.

Tras el período del 9 al 25 de febrero, fecha de la conclusión de los Juegos, se verá si estos guiños a la distensión son sólidos de cara al futuro.

Complicaciones diplomáticas

El sábado, están programadas conversaciones de altos dirigentes de ambos países. Aunque antes de la ceremonia, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, esquivó una cena organizada en estos actos.

Pence tendría que haber compartido la misma mesa que los jefes de Estado surcoreano y norcoreano. Pero un portavoz de la presidencia surcoreana explicó que habría llegado tarde, habría "saludado a los que estaban en la mesa de honor, partiendo sin sentarse"

Pequeño tumulto

Dos dobles del presidente de Estados Unidos Donald Trump y del líder norcoreano Kim Jong fueron expulsados del estadio, tres cuartos de hora después del inicio de la ceremonia. Su paso a la altura de la tribuna de prensa causó un pequeño tumulto.

 

Con AFP