rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Corea del Sur Corea del Norte

Publicado el • Modificado el

Reacciones de Seúl por el diálogo entre las dos Coreas

media
Las delegaciones sur y norcoreanas durante una reunión en Panmunjom, en la zona desmilitarizada que separa los dos países, el 9 de enero de 2018. Yonhap via Reuters

A pesar de que las dos Coreas volvieron a dialogar, falta resolver el tema de la desnuclearización de Corea del Norte. Ese fue el núcleo de las declaraciones del presidente sur-coreano, Moon Jae-in 0quien además saludó los significativos avances entre ambos países, los primeros en los últimos dos años.


Con nuestro corresponsal en Seúl, Frédéric Ojardias.

Las autoridades de Corea del Norte anunciaron desde su capital Pyongyang que una delegación de deportistas participará en los Juegos Olímpicos de PyengChan, una ciudad en Corea del Sur, que comenzarán en febrero.

Corea del Norte también anunció la reapertura de una línea de comunicación militar en el mar amarillo, y aceptó además organizar otras rondas de conversaciones, incluyendo militares, como lo solicitó Seúl.

La prensa surcoreana se mostró positiva con los resultados de las negociaciones. El acuerdo es “una oportunidad para romper el círculo vicioso del enfrentamiento y para avanzar hacia la paz en la península, escribió el diario progresista Hankyoreh.

El mismo periódico menciona un posible “viraje de importancia para superar una década de vacío en las relaciones inter-coreanas”.

De acuerdo al diario conservador JoongAng Ilbo, es solo un primer paso, que saluda el acuerdo pero que se mantiene escéptico en cuanto a las futuras conversaciones sobre temas militares que fueron anunciadas.

El periódico no cree que Corea del Norte aceptará desnuclearizarse, y además cuestiona si Pyongyang “cesará sus provocaciones nucleares y balísticas durante los Juegos Olímpicos”.

Durante una conferencia de prensa el presidente surcoreano Moon Jae-in afirmó que la desnuclearización es “el único camino hacia la paz.”

Moon Jae-in dijo que intentará “resolver la crisis nuclear antes del final de su mandato” que termina en 2022. Sin embargo, el presidente dijo que mientras las negociaciones continúen, se mantendrán las sanciones contra Corea del Norte, para tranquilizar a su principal aliado, los Estados Unidos.

Además Moon Jae-in dijo estar listo para participar de una cumbre junto su par norcoreano, Kim Jong-un, “si las condiciones están reunidas”, aclaró el mandatario.

Más allá de los medios, los ciudadanos surcoreanos admiten que el camino hacia una verdadera reconciliación es largo.