rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Ratko Mladic hallado culpable del genocidio de Srebrenica (TPIY).
  • El primer ministro de Líbano anuncia que suspende su dimisión a la espera de consultas.

Birmania Myanmar Aung San Suu Kyi

Publicado el • Modificado el

Aung San Suu Kyi en difícil postura por la crisis de los rohinyás en Birmania

media
La dirigente de facto Aung San Suu Kyi, es duramente criticada por la gestión de la crisis de los rohinyás REUTERS/Soe Zeya Tun

La dirigenta birmana Aung San Suu Kyi, anuló su viaje previsto a la Asamblea de Naciones Unidas mientras el Consejo de Seguridad discute hoy sobre la crisis de los rohinyás. La ex disidente, duramente criticada por su posición ambigua frente a esta minoría musulmana, anunció que la semana próxima hablará en la televisión.


Presionada para expresarse a nivel internacional, pero intentando mantener un frágil equilibrio en sus relaciones con el poderoso ejército birmano, Suu Kyi pronunciará el próximo 19 de septiembre un discurso televisado sobre la situación en Rakáin. La líder birmana "hablará de reconciliación nacional y de paz", anunció su portavoz, Zaw Htay.

Daniel Goma especialista del sureste asiático en la Universidad de Cantabria en España, interrogado por RFI, estima que la situación ha empeorado:

"La cuestión rohinyá se ha agravado estas últimas semanas, es una situación crítica y sobre todo muy mediatizada. San Suu Kyi se ha visto criticada incluso por otros premios nobel y países que cuestionan la política del gobierno birmano hacia esa minoría."

La ONU ha calificado el hecho como "un ejemplo de limpieza étnica de manual", unos 379.000 rohinyás se han refugiado en Bangladés huyendo de la violencia que estalló en Rakáin desde finales de agosto.
Las autoridades locales y las organizaciones internacionales consiguen difícilmente hacerse cargo de la marea humana de refugiados que llegan a Bangladés desamparados, tras varios días de marcha bajo la lluvia y poniendo en peligro sus vidas. En Birmania los rohinyás son tratados como extranjeros y considerados apátridas, a pesar de que algunos estén instalados desde hace generaciones.

Una decena de premios Nobel, en una carta abierta al Consejo de Seguridad, hicieron un llamado el miércoles a la ONU para que tome acciones decididas para resolver esta crisis en Rakáin.

"Es una posición muy incómoda, agrega Daniel Goma, porque desde el exterior no se entiende, y desde el interior es difícil maniobrar. Hay que tener en cuenta la situación en Rakáin -la región donde están los rohinyás- hay una mayoría budista que no quiere darle derechos a esta minoría y con la cual el gobierno birmano debe tratar. Para ella, como defensora de derechos humanos, es una postura muy incómoda"

La líder birmana se enfrenta al auge de los budistas extremistas y sobre todo a la gran autonomía del ejército birmano, que se mantiene con fuerza en la zona de conflicto y controla tres ministerios cruciales: Interior, Fronteras y Defensa.