rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Corea del Norte Kim Jong-Un Donald Trump

Publicado el • Modificado el

Corea del Norte promete nuevos lanzamientos de misiles

media
La embajadora Nikki Haley, representante permanente de Estados Unidos en la ONU. DON EMMERT / AFP

El dirigente norcoerano Kim Jong-Un aseguró también que el disparo del martes, que la ONU condenó de forma unánime, no era más que un “preludio”. El lanzamiento por encima del archipiélago nipón de un Hwasong-12 de rango medio supone una nueva escalada en la crisis norcoreana.


En un tono más diplomático, el presidente Trump advirtió este martes que “todas las opciones” estaban sobre la mesa. Pyongyang lanzó hace un mes dos misiles balísticos intercontinentales (ICBM) que podrían alcanzar buena parte del continente americano

En ese momento, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con una lluvia de “fuego e ira” contra Corea del Norte, que prometió como revancha una salva de misiles cerca de Guam, un territorio estadounidense del Pacífico donde viven 6.000 soldados estadounidenses y que alberga instalaciones estratégicas.

El Consejo de Seguridad de la ONU, que impuso recientemente una séptima tanda de sanciones a Pyongyang, condenó “firmemente” el lanzamiento del misil norcoreano. Pekín y Moscú, dos aliados clave de Pyongyang, respaldaron el texto, si bien esos países no prevén reforzar de inmediato las sanciones contra Corea del Norte.

El Rodong Sinmun, el periódico oficial del partido único en el poder en Corea del Norte, publicó el miércoles una veintena de fotos del disparo, en una de las cuales aparecía un jovial Kim Jong-Un rodeado de sus consejeros, con un mapa del noroeste del Pacífico sobre su escritorio.

En otra imagen se le veía observando el misil lanzado desde Sunan, cerca de Pyongyang. El proyectil recorrió 2.700 kilómetros a una altitud máxima de unos 550 km, antes de estrellarse en el Pacífico.

En una nota publicada el miércoles, la agencia oficial norcoreana KCNA cita a Kim anunciando “más ejercicios de disparos de misiles balísiticos en el futuro con su objetivo en el Pacífico”.

El lanzamiento del martes fue “un preludio importante para contener Guam, base avanzada de la invasión”, dijo, aludiendo a un “avance” de las “contramedidas” frente a las maniobras militares que los ejércitos estadounidense y surcoreano están llevando a cabo en Corea del Sur.

Pyongyang considera que esos ejercicios militares son un ensayo general de una invasión de su territorio.

Es la primera vez que Pyongyang declara haber enviado un misil por encima del territorio japonés. En 1998 y en 2009 Corea del Norte había lanzado cohetes que sobrevolaron Japón, pero en las dos ocasiones Pyongyang había argumentado que se trataba de vehículos espaciales.