rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • El grupo Estado Islámico reivindica los atentados de Sri Lanka (AMAQ)
Enfoque internacional
rss itunes

Crecen las tensiones entre Malasia y Corea del Norte

Por Lucile Gimberg

Ojo por ojo, diente por diente. Las tensiones diplomáticas entre Malasia y Corea del Norte crecieron nuevamente este martes. Luego de que Pyongyang prohibiera la salida de su territorio a los ciudadanos malasios, Kuala Lumpur replicó con la misma medida en contra del personal diplomático del régimen norcoreano.

"No pensábamos responder pero no hay otra cuando se salen de las normas diplomáticas", justificó el vice primer ministro de Malasia mientras el jefe de gobierno denunciaba un "secuestro" de sus compatriotas.

Las relaciones entre los dos países asiáticos no han parado de empeorar desde el asesinato el 13 de febrero del hermanastro del líder norcoreano en el aeropuerto de la capital malasia.

Dos mujeres, una vietnamita y una indonesia, están detenidas y acusadas de haber colocado un agente neurotóxico en el rostro de Kim Jong-nam. Desde el principio, Pyongyang critica la investigación malasia que aún no ha podido esclarecer quiénes son los autores intelectuales del crimen.

Hasta ahora, Malasia era, junto con China, una de las pocas naciones del mundo en mantener relaciones cordiales con el régimen dictatorial de Kim Jong-un. Los norcoreanos estaban exentos de visas para visitar el territorio malasio. Y, situación inédita, los malasios tampoco necesitaban visados para entrar al país más cerrado del mundo.

Las tensiones entre Malasia y Corea del Norte han alcanzado hasta el fútbol. Kuala Lumpur prohibió a la selección nacional disputar un partido de calificación para la Copa Asia en Pyongyang.

Entrevistado: Rafael Bueno, especialista de Corea del Norte y director del departamento Política y Sociedad en Casa Asia.
 

Corresponsal RFI en Baghuz: "el reto ahora es qué hacer con los miles de familiares de yihadistas"

Francia: Macron saca la artillería pesada contra los “chalecos amarillos”