rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Hong Kong China

Publicado el • Modificado el

La policía evacua el campamento de los manifestantes prodemocracia de Hong Kong

media
La policía tuvo que usar la fuerza para evacuar a los últimos manifestantes, el 11 de diciembre de 2014, en Hong Kong. REUTERS/Athit Perawongmetha

El barrio de negocios de Admiralty, cerca de la sede del poder, fue desmantelado este jueves por las fuerzas del orden tras 11 semanas de ocupación por parte de activistas que exigen un verdadero sufragio universal al poder central chino. Unos doscientos irreductibles fueron detenidos. Los manifestantes aseguran que la lucha no ha terminado.


Pese al ultimátum de la policía, cientos de manifestantes se negaban a dejar este jueves el campamento de Admiralty, epicentro de las protestas de Hong Kong, donde los activistas exigían un verdadero sufragio universal a Pekín. Las carpas y barricadas que permanecían en el lugar desde hacía dos meses fueron desmontadas por obreros.

La policía detuvo a unos doscientos manifestantes, entre ellos a numerosas personalidades, diputados, responsables políticos, a un dueño de medios, una cantante y cuatro líderes de la federación de estudiantes de Hong Kong.

“Estamos aquí para manifestarnos y nos arrestarán, lo sabemos”, declaró a RFI un poco más temprano Lee Cheuk Yen, diputado de la oposición y presidente de la Alianza por la Democracia. “Es una nueva era para Hong Kong el tener esta gente que se anime a resistir. ¡Es el nacimiento de un nuevo movimiento de resistencia!”, agregó.

Desde el auge de las manifestaciones, el 28 de septiembre, cuando los manifestantes tomaron las calles, el movimiento fue perdiendo fuerza. La opinión pública, harta por los embotellamientos y las perturbaciones, había empezado a desolidarizarse.

El operativo policial de este jueves obedeció a una decisión de la justicia luego de las quejas de comerciantes y las empresas de transporte público.

Miles de personas se habían reunido el miércoles por la noche en Admiralty, para una última manifestación. El jueves, buena parte de ellas desmontaron sus tiendas y dejaron el lugar.

El inicio de las protestas se gestó en septiembre, cuando las autoridades comunistas chinas insistieron en que los candidatos a las elecciones locales de 2017 fueran aprobados por un comité oficial. Los opositores exigen poder elegir al representante del Ejecutivo local por sufragio universal, sin el filtro de Pekín.