rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Guatemala política Elecciones corrupción

Publicado el • Modificado el

La ex primera dama Sandra Torres encabeza la primera vuelta presidencial

media
La candidata presidencial Sandra Torres, este 9 junio de 2019. REUTERS/Luis Echeverria

Tiene 63 años y quiere convertirse en la primera mujer presidenta de Guatemala. Sandra Torres, candidata por el partido socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), lidera los resultados parciales de las elecciones presidenciales. En segundo lugar - después del escrutinio de un 94% de las mesas - se posiciona el conservador de VAMOS, Alejandro Giammattei.


Sandra Torres es la ex esposa de Álvaro Colom quien fue presidente de Guatemala por la UNE entre 2007 y 2011. "Ella se divorció de él para poder presentarse a la presidencia", explica el politólogo y especialista de Guatemala Kevin Partenay. Según el artículo 186 de la Constitución guatemalteca, no pueden ser candidatos a la máxima magistratura del Estado "los parientes de cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad" del presidente de la República.

Torres dirigió la campaña electoral de su entonces marido en 2007 y luego se encargó de los programas sociales de aquel gobierno. Según escribe el diario local Prensa Libre, esta plataforma le permitió "consolidar su imagen a escala nacional" pero también "le significó un fuerte desgaste mediático, por las críticas sobre posible uso clientelar".

"Siempre se la presentó como teniendo mucha influencia cuando su marido estaba en el poder", ahonda Partenay, director adjunto del campus euro-latinoamericano de Sciences Po en Francia.

En 2011, luego de su divorcio, la Corte de Constitucionalidad de Guatemala rechazó la inscripción de Torres en las elecciones. En 2015, la ex primera dama sí se pudo presentar, pero fue derrotada en segunda vuelta por el novato en política, el humorista Jimmy Morales.

Hoy, Sandra Torres está siendo investigada, con otras figuras de su partido, por irregularidades en la financiación de su campaña de 2015 y la casi totalidad del gabinete del ex mandatario Colom fue alcanzado por el caso de corrupción Transurbano, reporta Prensa Libre.

Una élite que actúa "por encima de la ley"

"Hay que entender que Sandra Torres encarna de alguna manera la corrupción y todo lo que rodea la élite política de Guatemala que, desde hace décadas, actúa por encima de la ley", analiza el politólogo Kevin Partenay.

Luego de que la Comisión de la ONU contra la impunidad en Guatemala (CICIG) pidiera el desafuero del actual mandatario Jimmy Morales por sospechas de corrupción, Morales dio por terminado el mandato de la CICIG. Torres, por su parte, siempre dijo que no prolongaría dicha misión.

►►Escuche también: "Con las elecciones, Guatemala se juega el futuro de su sistema de justicia"

"Estamos ante un momento histórico en la vida política de Guatemala. Desde 2015 la población ha puesto en la mesa su demanda por más transparencia, menos corrupción y menos impunidad, a través de manifestaciones y de una contestación del poder capturado por las élites políticas y económicas", subraya Partenay. "Y ni Sandra Torres, ni el probable segundo de esta primera vuelta Alejandro Giammattei, encarnan esta demanda social", sentencia.

Sandra Torres asegura que esta vez será la vencida. "Seré la primera mujer presidente" de Guatemala, dijo, optimista, tras emitir su voto este domingo.

Sin embargo, el balotaje se anuncia difícil para la social-demócrata porque "los votos de la derecha, del sector conservador tienen más poder para la segunda vuelta", considera el politólogo. Además, existe un fuerte voto contra Sandra Torres porque "encarna esta corrupción que rechaza la población", concluye el analista.