rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Acuerdo México y Estados Unidos: ¿por qué ocultar los detalles?

Por Braulio Moro

Washington y México llegaron a un acuerdo sobre la gestión de los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos, evitando la imposición de aranceles a las importaciones mexicanas. No obstante hay una gran incógnita, ¿por qué no se da a conocer todo el contenido del acuerdo?

A punto de iniciar la campaña para las elecciones presidenciales del año próximo en Estados Unidos, Washington y México alcanzaron un acuerdo para limitar el acceso de inmigrantes centroamericanos a Estados Unidos a cambio de frenar la imposición de aranceles a los productos mexicanos que importa su vecino del norte. Tanto Donald Trump como Andrés Manuel López Obrador, presidentes de Estados Unidos y México, respectivamente, se felicitaron por un acuerdo que aleja, al menos en el corto plazo, los nubarrones de una confrontación entre los dos países.

Sobre la interpretación, alcances y repercusiones del acuerdo, hablamos con Gaspard Estrada, Director Ejecutivo del OPALC (Observatorio Político de América Latina y el Caribe del Instituto de Ciencias Políticas (Scienes Po) de París.

-- ¿Qué lectura puede hacerse este acuerdo?

-- Dada la interdependencia que hay entre Estados Unidos y México (éste último es el primer socio comercial de estados Unidos), las amenazas de Donald Trump hubieran tenido gran impacto en la economía mexicana en caso que se hubieran aplicado; pero también tendrían un fuerte impacto para el consumidor estadounidense, un consumidor que también votará en las próximas elecciones presidenciales del 2020. En el fondo se trata de un juego peligroso tanto para Estados Unidos como para México, apunta el especialista.

-- ¿México dejó de lado prioridades nacionales para cumplir con Estados Unidos?

Efectivamente, subraya Gaspard Estrada, quien toma como punto de partida el papel de la Guardia Nacional --el nuevo organismo policial, aún en formación, creado por el gobierno mexicano- que ahora en lugar de distribuirse en todo el territorio de México para combatir la violencia descontrolada, concentrará 6 mil de sus miembros en 11 municipios de la frontera con Guatemala con objeto de frenar el flujo de migrantes. En una perspectiva de más largo plazo, hay una cierta continuidad, pues desde hace al menos diez años el gobierno de México ha hecho el trabajo sucio de Estados Unidos en la cuestión migratoria transformando su frontera sur en un elemento de la política migratoria de su vecino.

Fue durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), de derecha, que México autorizó a Estados Unidos que oficiales del Departamento de Migración de Estados Unidos puedan trabajar e incluso portar armas en territorio mexicano. Lo que vemos ahora es una suerte de amplificación de esta política de cooperación de México con Estados Unidos para regular los flujos migratorios, indica nuestro entrevistado.

-- ¿Por qué no se han dado a conocer todos los detalles del texto?

Lo que sorprende es que sea el propio presidente Trump quien anuncie la existencia de estos acuerdos secretos. Obviamente lo que esto genera son suspicacias sobre lo que realmente se acordó, a sabiendas que hay dos puntos que serán objeto de debate en los meses a venir. Por el lado de Estados Unidos no queda claro cuál fue el compromiso del gobierno mexicano en el endurecimiento de su política migratoria. Del lado mexicano tampoco queda claro el monto, la inversión que hará Estados Unidos para financiar el programa de desarrollo impulsado por la CEPAL y el gobierno de México, para desarrollar el sur del país y sus vecinos de América C. esto es una pieza angular de la política del gobierno de Andrés López Obrador, precisa el director del OPALC.

¿México pudo reaccionar de otra manera?

México llegó a la cita de la semana pasada en condiciones de desventaja, pero también hubiera podido radicalizar su posición, aunque nunca ha sido una opción para AMLO que siempre ha preferido la concertación a la confrontación con Estados Unidos, lo que le permitió obtener el apoyo de una gran mayoría del empresariado mexicano, recuerda Gaspard Estrada. El gobierno de López Obrador hubiera podido expulsar a los agentes estadounidenses que se encuentran en territorio mexicano, hubiera podido terminar con la colaboración en términos de lucha contra el terrorismo, o liberado las fronteras y permitir el paso de los migrantes para presionar el gobierno estadounidense. Sin embargo los intereses en juego son tan importantes y elevados que tomó otro rumbo. Lo que no se puede evitar que Donald Trump vuelva a usar este tipo de amenazas para consolidar a su electorado, concluye Gaspard Estrada.

Contra el trabajo infantil, Perú crea un sello para certificar a pequeños productores

Demandan a Société Générale en EE.UU. por 'tráfico' con banco cubano expropiado

El Salvador: Cuestionan el plan de erradicación de las pandillas en cuatro años

Transición hacia la Guardia Nacional genera una crisis en la Policía mexicana

Cortizo asume la presidencia de Panamá con el reto de renovar la imagen del país

Cientos de venezolanos, en 'muy malas condiciones' en la frontera Perú-Chile

Revisión de las actas electorales en Guatemala arranca en medio de críticas

Venezuela: Malversación de fondos humanitarios revela grietas de transparencia

Guatemala: Giammattei promete 'enfrentar el crimen organizado y la impunidad'