rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Cubanos se fugan de centros de retención mexicanos para colarse en EEUU

Por Andreina Flores

Este martes, unos 100 migrantes cubanos se fugaron en grupo de un centro de retención de Tapachula, al sur de México. Aprovechando un corte de electricidad, evadieron a las autoridades migratorias para escapar de una segura deportación a Cuba.

No es la primera vez. Es el cuarto episodio de fuga que se presenta en el último mes; que suma unas 700 personas evadidas.

“Generalmente, la población cubana que llega lo que tiene es un salvoconducto que les permite transitar por el territorio mexicano hasta solicitar refugio en Estados Unidos que es su objetivo principal”, explica a RFI Enrique Coraza, experto en Temas Fronterizos del Colegio de la Frontera Sur en Tapachula.

“Muchos están en tránsito, pero al no poder realizar sus trámites quedan en estado de irregularidad. Si son detenidos, son llevados a una estación migratoria y empieza un proceso de deportación. Por supuesto, lo que sucede es que, a la menor oportunidad, buscan salir de la estación”, recalca.

Por supuesto, el gobierno mexicano proyecta una imagen de debilidad ante esta situación. En redes sociales, los insultos y las burlas contra el Instituto Nacional de Migración están a la orden del día.

“Esto tiene que ver con las formas con las que se está gestionando la propia estación migratoria. También tiene que ver con cómo y quienes reaccionan frente a este tipo de hechos: si son personal administrativo del Instituto Nacional de Migración o si son miembros de las fuerzas de seguridad del Estado. Lo que evidentemente representa una cuestión delicada para no aplicar medidas de fuerza que puedan contravenir leyes y causar la violación de derechos humanos”, añade el experto Enrique Coraza.

El número de cubanos que intenta llegar a Estados Unidos por México se ha incrementado significativamente desde 2015 cuando finalizó la política de “pies secos, pies mojados” que les permitía obtener la residencia permanente si llegaban a territorio estadounidense.

Ahora, deben pedir asilo antes de llegar a Estados Unidos y muchos intentan hacerlo desde México.

“Se trata de personas que están migrando por razones económicas, a diferencia de buena parte de la población centroamericana que llegan por migración forzada. Es decir, gente que está huyendo por situaciones de violencia: violencia ciudadana o violencia de Estado como es el caso de Nicaragua. Sí podemos diferenciar entre unas formas de movilidad y otras”, indica Coraza.

La etapa que comienza para estos migrantes cubanos fugados es la de una situación irregular en donde parece haber dos opciones: ser arrestado y deportado de vuelta a su país… o intentar las rutas ilegales para llegar a Estados Unidos, con todos los riesgos que eso implica.

“Una persona que sale de una estación migratoria queda en la misma situación que una persona que haya cruzado la frontera de manera irregular. En cualquier momento que sea detenida - exclusivamente por autoridades del Instituto Nacional de Migración - puede ser remitida nuevamente a las estaciones de migración y posteriormente ser deportada. Esto obliga a las personas a buscar rutas alternativas que las expone a la delincuencia organizada, a la delincuencia común o simplemente al abuso”, enfatiza Coraza, experto en migraciones de la frontera Sur de México.

Venezuela: Malversación de fondos humanitarios revela grietas de transparencia

Guatemala: Giammattei promete 'enfrentar el crimen organizado y la impunidad'