rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Acuerdo agrícola EE.UU.-Brasil, un baldazo de agua fría para Argentina

Por Alejo Schapire

El presidente brasileño Jair Bolsonaro y su par estadounidense Donald Trump sellaron el martes en Estados Unidos una serie de acuerdos bilaterales entre los que figura un importante capítulo económico.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el informe completo.

Según el convenio sellado entre Donald Trump y Jair Bolsonaro, Brasil comprará 750.000 toneladas anuales de trigo estadounidense sin aranceles de importación, en tanto que Estados Unidos enviará "rápidamente" una visita técnica para una eventual reanudación de las importaciones de carne brasileña, suspendidas desde 2017.

Para el gigante sudamericano, el acuerdo tendrá una fuerte repercusión. El politólogo Gaspard Estrada, director del Observatorio de América Latina y el Caribe de Sciences Po París, explica que “va a tener un impacto considerable en la agricultura brasileña, en el sector exportador de Brasil, y también por el hecho de que históricamente Brasil importa muchos de esos productos de Argentina”.

“Entonces me parece que lo que hacía la originalidad del modelo de crecimiento de Brasil, con un Mercosur que le daba vitalidad al comercio entre estos países, está claramente hoy en día en entredicho por este acuerdo, y puede tener repercusiones en Brasil y también en la región”, añade el especialista.

En la región y particularmente en Argentina, la noticia del acuerdo entre Brasil y Estados Unidos cayó como un baldazo de agua fría. “Se recibe mal (…) dado que hay normativas dentro del Mercosur que indican que los países que lo suscribieron tienen que hacer un planteo dentro del propio Mercosur y esto no se ha hecho. Por lo tanto no hay elementos que justifiquen una medida como la que adoptó Brasil”, estima Andrés Alcaraz, del Centro de Exportadores de Cereales de Argentina.

El gobierno argentino manifestó su preocupación por el acuerdo entre Brasil y Estados Unidos para la importación de trigo estadounidense a tasa cero, una violación del arancel externo común del Mercosur que perjudica las exportaciones argentinas.

El economista argentino Ivo Ordoñez, especializado en agronegocios, explica el impacto del acuerdo: “El 50% del trigo que exporta Argentina, se lo exporta a Brasil, y algo como el 70% del trigo que importa Brasil, se lo importa a Argentina. (…) Lo que Bolsonaro acaba de hacer es algo muy disruptivo. No es algo ni normal, ni que pasa desapercibido. Al hacer esto, se complica mucho la balanza comercial entre Argentina y Brasil porque el trigo es un gran compensador de nuestra balanza comercial con los brasileños”.

Pero, prosigue el economista, “el hecho de sacarle el arancel no hace automáticamente competitivo al trigo norteamericano, lo que hace es generar una amenaza para el trigo argentino. (…) Más allá de que realicen o no el total de esa importación, los molinos brasileños la van a usar para negociar con los exportadores de trigo argentinos”, y comprar así un trigo más barato.

Según estimaciones de la Asociación Argentina de Trigo, el acuerdo supondrá pérdidas de unos 300 millones de dólares. Ahora, según los estatutos del Mercosur, el acuerdo entre Brasil y Estados Unidos deberá ponerse a consideración de los socios en el mercado común del sur: Argentina, Uruguay y Paraguay.

Venezuela: Malversación de fondos humanitarios revela grietas de transparencia

Guatemala: Giammattei promete 'enfrentar el crimen organizado y la impunidad'

Saleh: Las negociaciones en Oslo pueden alargar régimen chavista de Venezuela