rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Noticias de América
rss itunes

Honduras, entre crisis del Estado de derecho y emigración

Por Angélica Pérez

Esta semana se cumple un año del polémico segundo mandato del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, marcado por múltiples denuncias de corrupción contra la clase política, y una crisis migratoria sin precedentes.

Por Angélica Pérez desde Honduras.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa completo.

Dos días antes de que saliera la caravana la semana pasada, Washington advirtió al gobierno de Juan Orlando Hernández que en el último año fiscal se incrementaron en 223 los ingresos regulares de inmigrantes hondureños al país, y en un 61% la entrada de clandestinos.

Los datos oficiales de Honduras registran unos 60.000 nacionales deportados por año. Ebal Díaz, ministro de la Presidencia de Honduras, estima que "la diferencia entre la migración de hace diez años y la de hoy, es que se juntan en caravanas porque tienen mayores ventajas. Pero si hacemos una comparación, entre la migración de esos años y la de hoy, no va a haber grandes diferencias. Y con esto yo no quiero restarle importancia al fenómeno de la migración porque es un drama humano pero no creemos que se deba a un desplazamiento o a que nuestra gente huye del país".

"En realidad las condiciones de inseguridad en el país han mejorado. Reducir en un 150% la tasa de homicidios en cinco años es algo que ningún país ha logrado. Nuestro reto es atacar otros elementos que son las maras y pandillas que extorsionan a la población. (…) Hemos sido exitosos en desarticular el crimen organizado, los cárteles de la droga, la mayoría de ellos han sido desarticulados. Pero por otro lado también está el tema de incentivar la economía, facilitación administrativa para que el pequeño empresario, el pequeño emprendedor, tenga acceso a crédito, incentivo para que haya mayor inversión", prosigue el ministro.

A diferencia de Ebal Díaz, Sally Valladares, coordinadora del Observatorio de Migraciones Internacionales de Flacso Honduras, considera que en el país existe una migración forzada por el deterioro del Estado de derecho en la última década: "Somos el país más desigual de América Latina, somos el tercer país más desigual del mundo. ¿A qué se debe tanta inestabilidad? No solamente pasa por la pobreza, por el tema de desigualdad sino también que va muy de la mano con lo que ha ocurrido en los últimos diez años, relacionado con una crisis política que se va agudizando".

Según ella, con la inestabilidad política "se abandonaron los temas de reivindicación de derechos hacia las personas, el tema de seguridad, de educación, del sistema de empleo, y en los últimos años también, si revisamos las cifras relacionadas a la impunidad y la corrupción, más del 90% de los casos que llegan a conocimiento de las autoridades no se investigan".

Las remesas que mandan los hondureños desde afuera constituyen el primer ingreso del país, mientras adentro estallan escándalos de corrupción y líderes sociales se ven amenazados o asesinados, y mientras el hermano del presidente se ve acusado en Estados Unidos de ser uno de los principales narcotraficantes de Centroamérica.

Entrevistados: Ebal Díaz, ministro de la Presidencia de Honduras, y Sally Valladares, coordinadora del Observatorio de Migraciones Internacionales de Flacso Honduras.

Venezuela: Malversación de fondos humanitarios revela grietas de transparencia

Guatemala: Giammattei promete 'enfrentar el crimen organizado y la impunidad'