rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

El Salvador Estados Unidos Migraciones internacionales

Publicado el • Modificado el

Salvadoreños salen en caravana rumbo a Estados Unidos

media
Cientos de centroamericanos han intentado llegar a Estados Unidos en caravanas desde Octubre 2018. Tijuana, Mexico. REUTERS/Adrees Latif

Unas doscientas personas partieron caminando de San Salvador para huir de la violencia de pandillas, el desempleo y la pobreza. Las autoridades tratan de disuadirlos alertando que se exponen a todo tipo de abusos en el camino.

 


Jonathan Ramos, de 30 años, era cobrador de un autobús que transita entre comunidades dominadas por pandillas rivales, por lo que fue amenazado y se quedó sin empleo. Inicia su caminata desde San Salvador este miércoles con la determinación de llegar a Estados Unidos pero está consciente de las dificultades migratorias que esto implica. Por eso tiene ya un plan B: quedarse en México  y aprovechar la oferta de permisos laborales para   salvadoreños y hondureños. En cualquier caso, seguir viviendo en El Salvador ya no es opción para él.

El caso de Jonathan ilustra el sentimiento de miles de salvadoreños que no solo sueñan con una vida mejor sino que están también obligados a escapar de la violencia.

Las noticias desde México alientan la partida: el pasado viernes, el comisionado del Instituto Nacional de Migración de México, Tonatiuh Guillén, dijo en San Salvador que el gobierno de su país ofrecerá permisos de trabajo para los centroamericanos, que  podrían trabajar en proyectos como el Tren Maya, que conectará atractivos turísticos en el sur de México, y una refinería en el estado de Tabasco.

Sin embargo, el camino hasta México no es, por supuesto, ningún lecho de rosas.

Liduvina Magarín, viceministra de los salvadoreños en el exterior – entrevistada por RFI – advierte sobre  los peligros de partir en caravana:

En territorio mexicano, donde hay carteles, crimen organizado, delincuencia común… los migrantes se exponen al tráfico de personas, a violaciones, abusos sexuales, a ser asaltados e incluso se exponen a accidentes de tránsito.
Liduvina Magarín, Vice-ministra para los salvadoreños en el exterior

Magarín atribuye este deseo de caminar hasta Estados Unidos al famoso “sueño americano”, que no duda en calificar de “espejismo”, de una ilusión en el que los salvadoreños anhelan un salario mejor que en su país de origen sin calcular los costos de vida de Texas o Nuevo México.

“Otra razón para iniciar esta travesía es la reunificación familiar” – añade Magarín.”Hay gente que vive allá que sueña con llevarse a sus familiares y creen que a través de una caravana van a poder llegar hasta Estados Unidos. Pero hemos visto las caravanas anteriores y ni uno ha podido entrar. Los que se tiraron la barda fueron detenidos y ya fueron deportados”.

No es el sueño americano, es necesidad

 A pesar de conocer el peligro de migrar irregularmente, miles de salvadoreños han salido en caravanas desde el pasado mes de octubre.

 "La gente no se va por gusto, se va por necesidad, se va por problemas estructurales que no se han sabido solucionar", declaró a la AFP la investigadora de migraciones de la Universidad Tecnológica, Elsa Ramos. En El Salvador, "los gobiernos no han dado las opciones (de empleo y seguridad), la única vía que la gente ve es irse", añade Ramos.

Mientras tanto, los testimonios siguen indicando carencias y miedo:  "Decidimos viajar porque aquí, por vivir en una zona de inseguridad, desconfían de uno y no le dan trabajo", añadió Franklin Martínez, de 34 años, acompañado de su pareja Zaraí y su hija Camila, de dos años.

Martínez intentó sobrevivir transportando personas en un microbús "pirata" (sin permisos) al no encontrar trabajo formal, pero desistió por las multas constantes que le imponía la policía.

En Estados Unidos residen 2,5 millones de salvadoreños, de los 3 millones radicados en el extranjero, que durante 2017 enviaron 5.021,3 millones de dólares en remesas familiares, equivalente a 15,8% del Producto Interno Bruto del país.

 

Con AFP